Amarilo Cumplimiento ambiental

Contribuimos a los ODS

Amarilo Cumplimiento ambiental
Amarilo Cumplimiento ambiental

Cumplimiento ambiental

En Amarilo somos conscientes de los impactos ambientales que se generan por la operación y ejecución de nuestros proyectos. Por lo tanto, y de conformidad con la normatividad ambiental vigente, se proponen y ejecutan, previa aprobación por parte de las autoridades ambientales competentes, las medidas de manejo a través de las cuales se previenen, corrigen, mitigan y compensan los impactos ocasionados sobre el medio ambiente y el paisaje. GRI 103-1, 103-2

Adicionalmente, y como parte de nuestra debida diligencia, contamos con una matriz legal ambiental, la cual incluye toda la normatividad vigente y aplicable a nuestra actividad, así como el estado actual de cumplimiento de cada uno de los requerimientos y obligaciones de ley, y las acciones necesarias para alcanzar la totalidad de los objetivos. GRI 103-3

Aunado a lo anterior, Amarilo tramita y obtiene previamente ante las respectivas autoridades ambientales todos los permisos de aprovechamiento y uso de recursos naturales, tales como aprovechamiento forestal, ocupación de cauce, vertimientos y concesión de aguas, permisos ambientales a través de las cuales las autoridades ambientales, además de autorizar el aprovechamiento de los recursos naturales necesarios para la ejecución de los proyectos, aprueban y definen las medidas de prevención, corrección y mitigación que consideran necesarias y establecen las compensaciones conforme a los criterios de ley. Son medidas que, generalmente, consisten en la siembra de especies arbóreas. En efecto, en el 2020 Amarilo, en compensación, sembró 38.656 individuos forestales. GRI 304-3

No obstante, algunas autoridades ambientales, como por ejemplo la Corporación Autónoma Regional del Atlántico – CRA (en adelante la “CRA”), ofrecen la posibilidad de realizar compensaciones distintas a la siembra de individuos arbóreos, a través de figuras como el saneamiento predial, que consiste en la adquisición y titulación a favor de la autoridad ambiental competente de predios privados ubicados en áreas de importancia ecológica. Tal fue el caso de la compensación efectuada en el departamento del Atlántico, en el marco de los permisos de aprovechamiento forestal otorgados por la CRA para la ejecución del proyecto urbanístico Alameda del Río.

Este año, Amarilo intervino con aprovechamientos forestales superiores a un área total de 492,56 hectáreas.

Dentro del plan de compensación del proyecto urbanístico Alameda del Río se efectuó el saneamiento predial de un lote de terreno con una extensión de 62 hectáreas, ubicado en la Reserva Forestal El Palomar, área protegida y declarada como tal a través de un acto administrativo emanado de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico – CRA. Además de efectuar la transferencia del derecho de dominio de este predio en favor de la autoridad ambiental, se está adelantando la siembra del predio, la cual cuenta con la aprobación, tanto de la autoridad ambiental como del asesor externo de la compañía. GRI 304-3

Ahora bien, el permiso o autorización ambiental que se tramita con mayor frecuencia en los proyectos que adelanta Amarilo es el aprovechamiento forestal, para lo cual, y como parte de los insumos para su otorgamiento, se elabora un inventario forestal con el fin de identificar plenamente las especies y definir cuáles deben talarse, reubicarse o conservarse.

Durante el 2020, Corpoguavio le impuso la única sanción ambiental a Amarilo a raíz de una presunta afectación a la quebrada El Asilo por unas obras hidráulicas ejecutadas sobre dicho cuerpo hídrico. El valor de multa ascendió a la cantidad de $512.480.696, suma que se pagó en la oportunidad que indicó la autoridad ambiental en el acto sancionatorio. GRI 307-1

Sobre el particular, es importante aclarar que la sanción inicial ascendía a la suma de $2.895.870.770. En desarrollo de los recursos que en la vía administrativa instauró Amarilo, se acreditó que el presunto daño ambiental causado no tenía el alcance que señaló la Corporación Autónoma, razón por la cual esa entidad acogió los argumentos de la recurrente y redujo de manera significativa el valor de la sanción, conforme se indicó.