A través del concepto «Ciudad dentro de la ciudad», la constructora ha aportado a la renovación y desarrollo de diez ciudades y municipios del país.

Las ciudades organizadas y sostenibles son una prioridad para mejorar la calidad de vida. Y en línea con la decisión que tomó Colombia en 2016 de suscribir la Nueva Agenda Urbana de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Amarilo le ha apostado, desde 2011, a un concepto llamado «Ciudad dentro de la ciudad», que impulsa, justamente, crecimiento sostenible y organizado y aporta a la calidad de vida.

Ciudades incluyentes, compactas y conectadas mencionó la Nueva Agenda, que integren la equidad en sus agendas y apoyen los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En «Ciudad dentro de la ciudad» les hemos ofrecido a los residentes comercio, vías, instituciones educativas, estación de policía, entidades de salud, espacios de recreación y servicios complementarios.

El concepto está representado en todo el país con 10 grandes proyectos. En Soacha, Cundinamarca, con Ciudad Verde y 52.300 viviendas; en Cartagena con Parque Heredia (7.800 viviendas); en Barranquilla con Alameda del Río (24.000 viviendas); en Villavicencio con Hacienda Rosablanca (10.500 viviendas); en Madrid, Cundinamarca, con Hacienda Casablanca (4.132 viviendas); en Ricaurte, Cundinamarca con Las Palmas (3.780 viviendas); en Ibagué con Hacienda Santa Cruz (22.738 viviendas) y en Soledad, Atlántico, con San Antonio (5.000 viviendas). Por último, en Bogotá hacemos parte de Lagos de Torca (130.000 unidades proyectadas).Son proyectos que le apuestan a cuidar el medio ambiente a través de mejores prácticas de construcción y preservación de recursos naturales. Desde Amarilo se han creado los Programas de Acompañamiento Social (PAS) para fomentar la creación de vínculos, la sana convivencia y el bienestar de la comunidad.

Este es el mejor camino para aportar a la construcción de regiones y comunidades sostenibles, lo que nos permite a las empresas constructoras ser actores relevantes en el desarrollo integral del territorio y contribuir a fortalecer tejido social, mejorar la calidad de vida, cuidar el entorno, generar progreso y cumplir los sueños de los colombianos de tener su vivienda propia. Nos permite realizar nuestro propósito empresarial de ser agentes de cambio y ser una empresa que trasciende y deja huella.

Déjanos tus comentarios