Comprar vivienda, un proceso más fácil de lo que parece

¿Por qué animarte a tener vivienda propia?

Comprar vivienda propia

 

La vivienda es uno de los activos más importantes y uno de los sueños más anhelados que tiene una familia en Colombia. Con ella se capitaliza el ahorro, se crea patrimonio para los hijos, tranquilidad para la jubilación y mejor futuro para toda la familia. Sin embargo, algunas personas todavía consideran que convertirse en propietario es difícil, o casi imposible.

Lo anterior se ve reflejado en las cifras arrojadas por un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que señala que, para 2019, el 34 % de las viviendas que existen en Colombia son para alquilar, mientras que el promedio en América Latina es de 21 %. En ese mismo orden de ideas, para 2018, el Dane reportó a través de su Encuesta de Calidad de Vida que el 52,1 % de las familias del país no tiene vivienda propia.

En Amarilo hemos identificado que las principales causas de la falta de iniciativa para empezar un proceso de compra de vivienda se debe a dos factores:

  • La falta de educación financiera para crear hábitos de ahorro.
  • El desconocimiento de los gastos en el proceso de compra.

Ambos crean una percepción de que convertirse en propietario es algo difícil, lejano y casi imposible de alcanzar. La realidad es que, dentro del sector, se cuentan con múltiples opciones y facilidades para cumplir el sueño de tener vivienda propia.  

 

Pareja con vivienda propia

 

 

Viviendas para cada tipo de familia

Gracias a las garantías que entrega el Gobierno Nacional -como subsidios-, al buen momento en las tasas de interés, y a la amplia oferta de vivienda que se encuentra dentro del sector, hoy podemos decir que cada vez más familias pueden acceder a la compra de vivienda.  Aquí te contaremos con claros ejemplos, los tipos de vivienda que existen y las condiciones requeridas para acceder a cada una de ellas:

  • Vivienda VIP:

Paula y Jairo quieren mudarse a un conjunto residencial para mejorar su calidad de vida y la de sus hijos. Están considerando opciones de viviendas VIP, es decir, aquellas que tienen un valor máximo de noventa salarios mínimos legales mensuales vigentes (90 SMLMV).

Encontraron un apartamento que les gustó y cuyo precio está alrededor de los $96.000.000 de pesos. Para adquirirlo es necesario que el grupo familiar cuente con ingresos promedios de $1.700.000. El 30% del valor del apto (cuota inicial) podrán pagarla en 30 meses. Para esto, pueden solicitar un subsidio de caja de compensación o del estado, y completar la cuota inicial con su ahorro mientras el proyecto se construye. El 70% restante, lo podrán financiar con un banco a través de un crédito hipotecario por valor de $67.200.000 que podrán pagar en cuotas promedio de $700.000 durante 15 años.

  • Vivienda VIS:

Andrea y Camila son hermanas, decidieron juntar el capital que tenían ahorrado e invertir en vivienda. El plan es comprar una vivienda VIS de $ 138.000.000, y venderla en unos años cuando se haya valorizado.

Para acceder a este tipo de vivienda entre las dos deben reportar ingresos de  $2.500.000 aproximadamente. Para adquirir el inmueble, les solicitarán el 30% del valor total, correspondiente a $41.400.000 el cual podrán financiar a 30 meses pagando cuotas mensuales de $1.320.000.

El 70% restante correspondiente a $96.600.000 podrán financiarlo a través de un crédito hipotecario en su banco de confianza, pagando cuotas aproximadas de $ 1.100.000 durante 15 años.

Proyecto de vivienda VIS

 

  • Vivienda Tope VIS:

Familias como la de Carlos, cuyos ingresos suman aproximadamente $3.000.000, pueden aplicar a viviendas con un valor máximo de 150 SMLMV ($156.000.000 para 2024). En esta oportunidad, Carlos decidió pagar el 30 % de la cuota inicial con sus ahorros abonando $1.560.000 mensuales por 30 meses. El valor de esta cuota podría disminuir si hace uso de ahorros propios o cesantías. Para el pago del 70 % del apto, le aprobaron un crédito de $109.200.000 que tendrá que pagar con cuotas mensuales de $1.200.000 durante 15 años.

  • Apto No Vis Estrato 4:

Son ideales para personas como Mercedes que, junto a su esposo, suman ingresos mensuales  de $8.720.000. En su caso, estan buscando un apartamento en tierra caliente para vacacionar. Les interesa una vivienda que esté entre $250.000.000 y $400.000.000 porque los pagos para la cuota inicial (30 %) serían entre $2.500.000 y $4.000.000, aproximadamente, por 30 meses, valor que podrían pagar sin problema y que podrían disminuir con ahorros propios y cesantías.

Teniendo presente que el crédito que le aprueban en el banco es de $250.318.211, las cuotas de pago quedarían en $2.910.000 por 15 años.

  • Apto No Vis Estrato 5:

Las viviendas de este tipo suelen estar entre $401.000.000 y $800.000.000, el pago de la cuota inicial se hace en 30 meses y, generalmente, son buscadas por familias como la de Jaime que tienen ingresos mensuales de $17.700.000 y quieren mudarse a un mejor sitio de la ciudad o a una vivienda más grande. El valor del crédito aprobado para viviendas No Vis estrato 5 es de $506.785.000 en promedio, teniendo que se deben cancelar cuotas mensuales de $5.884.000 por 15 años, aproximadamente.

 

Apartamento no VIS estrato 5

 

  • Casas: 

En los últimos años ha ganado popularidad la compra de casas en las afueras de Bogotá para estar en contacto con la naturaleza y vivir en entornos menos congestionados y contaminados. Ese es el caso de Luis y Valeria, quienes están en la espera de su primer hijo y quieren que el bebé crezca en un espacio más verde y amplio. Estas casas tienen un precio que oscila entre $980.000.000 y $1.500.000.000 y el pago de la cuota inicial es a 30 meses. Los créditos hipotecari os cubren el 70 % del valor de inmueble, teniendo que cancelar cuotas de  $9.500.000 mensuales aproximadamente por 15 años.

Adicionalmente, debes saber que:  

  • La cuota inicial corresponde al 30 % del valor total del inmueble y puede ser pagada con los subsidios de vivienda y cesantías.
  • Es posible que la totalidad de la vivienda sea pagada con la suma de los subsidios, cesantías y el crédito hipotecario.
  • Los ejemplos que utilizamos están pensados para que el crédito se pague en el transcurso de 15 a 20 años. Sin embargo, se puede acordar con el banco que el plazo de pago sea mucho más amplio (de 15 a 25 años) para que las cuotas queden aún más bajas. Asimismo, se puede abonar anticipadamente al crédito para pagarlo en mucho menos tiempo (7 a 12 años). Si se elige pagar la cuota inicial con capital propio, esta puede ser dividida en los meses que se demore la entrega de la vivienda. La mayoría de las ocasiones se puede dividir a 24 meses. Esto, en palabras más sencillas, significa que la familia tiene 24 meses para pagar la cuota inicial de la vivienda.
  • Es importante tener en cuenta que los ingresos mínimos pueden ser calculados por núcleo familiar y no solo por persona.

 

familia con vivienda propia

  • El 70 % restante puede ser pagado a través de un crédito hipotecario o con un leasing habitacional.
  • Adicionalmente, los pagos, tanto de la cuota inicial como del valor total de la vivienda, pueden ser apoyados, no solo por los subsidios del Gobierno, sino por las cesantías o los subsidios de la caja de compensación.

Ahora bien ¿cómo pagar las cuotas del crédito hipotecario y no fallar en el intento?

En este punto es de suma importancia la educación y la disciplina financiera, pero, sobre todo, la planificación.

  • Antes de dirigirte al banco a solicitar el crédito, reduce, por un tiempo, los costos que no sean estrictamente necesarios (suscripciones online, paseos, compras exprés de ropa, etc.), parecen cosas insignificantes, pero ese ahorro de hormiguita hará la diferencia en el largo plazo.
  • Haz abonos extraordinarios cada vez que te sea posible, las primas y cesantías son una gran opción.
  • Nunca te atrases con las fechas de pago, los bancos cobran por estos atrasos.

Al final de todo, y como pudiste darte cuenta, cualquier familia puede cumplir su sueño de tener vivienda propia, solo debes enfocarte y organizarte. Verás que cuando menos te lo imagines tendrás tu título de propiedad en mano.

Si te gustó el artículo, dale me gusta

Cerrar

Calculadora financiera

Se debe tener en cuenta que los resultados del ejercicios son aproximados y estan sujetos a cambios.

Calcular
Valor del inmueble
Cuota inicial (30%)
Valor a financiar (max 70%)
Años
Tipo de amortización
Bancos
Interés
Valor cuota mensual
Banco De Bogota
Bancolombia

*Los datos de tasa de interes de los bancos utilizados por la calculadora corresponden a los suministrados por la superfinanciera. Para más detalles consulte con el banco

Calcular de nuevo
Cuota
Saldo
Interés
Valor Cuota
Ingresa a la Academia de Soñadores
Ingresa a la Academia de Soñadores