Con alas similares a las de un hermoso vitral, la mariposa Monarca recorre hasta cinco mil kilómetros desde Norteamérica y Canadá hasta el centro de México. Un evento que muchos turistas ansían ver, puesto que es el único insecto que recorre tal distancia para una migración y es un evento maravilloso de presenciar.

El nacimiento de las larvas de Monarca se da en plantas de algodoncillo y, tras un proceso de metamorfosis de diez días, nacen las mariposas.

Uno de los datos más curiosos de esta especie es que si nacen en primavera, las Monarca llegan a vivir de cuatro a cinco semanas, pero si nacen a comienzos de otoño, pueden vivir hasta siete meses, ya que están preparadas para emprender el recorrido más largo de sus vidas: una migración durante 120 kilómetros hacia el sur del continente para asegurar su supervivencia. Al llegar a tierras cálidas, entran en una pausa reproductiva mientras esperan con paciencia el momento de regresar a su tierra natal.

Mariposas

La razón de su migración es simple: estas especies de sangre fría no soportan temperaturas bajo cero.

Desafortunadamente, los resultados de diversos monitoreos especializados han evidenciado que durante la hibernación de 2019-2020, la Monarca se presentó en 2,83 hectáreas de bosque de Michoacán y México (el principal punto de hibernación de esta especie), lo que representa una reducción del 53 % frente a las 6,05 hectáreas ocupadas en el invierno de 2018-2019.

El director general del Fondo Mundial para la Naturaleza en México, Jorge Rickards, determinó que las bajas temperaturas que se presentaron en Texas en marzo y abril de 2019 tuvieron gran impacto en la población de mariposas.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Rickards también señala que, si bien el cambio climático está cambiando el comportamiento de las Monarca, “las acciones que se han implementado para conservar los hábitats de la especie están funcionando, ya que no se han repetido los dramáticos números registrados desde 2013-2014, cuando se tuvieron solo 0.67 hectáreas ocupadas por la mariposa migratoria”.

Jardín botánico del Quíndio

Jardín Botánico del Quindío, fotografia: Karolynaroca Creative Commons.

¿Y cómo es la situación de mariposas en Colombia?

Colombia es un país reconocido por su inmensa biodiversidad y, por supuesto, tiene una variedad única de mariposas. Se estima que más de 3.200 especies diferentes viven en tierras colombianas, siendo así el tercer país con mayor diversidad de estos insectos. El número uno es Brasil con 3.500.

El lugar más reconocido del país para apreciar estos animales en Colombia es en el Jardín Botánico del Quindío, cuyo mariposario es calificado como el mejor diseñado del mundo y cuenta con más de 1.500 insectos de aproximadamente 50 especies diferentes.