Día Internacional de Voluntariado: una forma de cambiar el mundo

Reconociendo al voluntariado como un poderoso mecanismo para solucionar problemas mundiales, en 1985 la ONU estableció el 5 de diciembre como el Día Internacional del Voluntariado, fecha en la que también se honra la labor de quienes trabajan para beneficio de otros sin esperar nada a cambio.

El voluntariado es una forma de participación ciudadana en la que, haciendo a un lado el sentimiento de impotencia que nos generan situaciones como el hambre, la pobreza, la guerra o los desastres naturales, decidimos comprometernos por voluntad propia para impactar positivamente la vida de los demás, ya sea en nuestro entorno o en otras partes del mundo.

Servir como intérpretes a médicos que prestan servicios de salud en países cuya lengua desconocen, participar en jornadas de limpieza en playas y mares contaminados con plástico, leer cuentos a niños en comunidades vulnerables, llevar mercado a comedores comunitarios que alimentan a familias desplazadas, o ayudar a las madres y a sus recién nacidos en campos de refugiados: todas son formas de voluntariado.

Dia del voluntariado Amarilo 1

Algo notable de esta labor es que está enfocada en la resiliencia: busca aportarles herramientas a las personas para que ellas mismas puedan afrontar y superar crisis presentes y futuras. El voluntariado, además, tiene un efecto dominó: quien recibe ayuda, estará dispuesto a darla. Hoy, alrededor del mundo existe un tejido de voluntariado al alcance de todos.

Diversos entes de Naciones Unidas como ACNUR y Unicef tienen alianzas con cientos de gobiernos, ONG, empresas, universidades e iglesias que trabajan desde distintos frentes. Sus programas, desarrollados en gran parte por voluntarios, están alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuya meta es poner fin al analfabetismo, al daño al ambiente, a la inequidad en las ciudades o a cualquier forma de discriminación. Gran parte de esta labor se articula en el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU), que cuenta con casi 7.000 voluntarios en 130 países.

Otras organizaciones reconocidas en el campo del voluntariado son la Fundación América Solidaria, que lleva 15 años luchando contra la pobreza infantil. Para hacerse su voluntario en países como Bolivia, Colombia, Guatemala, Haití o Perú, se requiere, entre otras condiciones, contar con experiencia en contextos vulnerables y estar dispuesto a servir durante un año.

Dia del voluntariado Amarilo 2

Por su parte, AIESEC, una organización con presencia en 126 países, ofrece programas de intercambio, voluntariados y prácticas profesionales en empresas y ONG a personas jóvenes que quieran vivir experiencias de crecimiento personal y profesional, al tiempo que trabajan en proyectos que buscan dar solución a problemáticas globales como las ya mencionadas.

También se ha formalizado y extendido el modelo de voluntariado corporativo: actividades promovidas y apoyadas por empresas para que sus empleados dediquen parte de su tiempo, talento y experiencia a apoyar proyectos sociales y medioambientales en alianza con ONG o gobiernos.

Esta modalidad permite a las empresas, desde las competencias que han desarrollado en su negocio, convertirse en agentes sociales más activos en su región. Además, contribuye a mejorar el clima laboral y a crear sentido de pertenencia entre sus equipos de trabajo.

Dia del voluntariado Amarilo 3

Creciendo Juntos, voluntariado en Amarilo

Cuando al trabajo solidario de las personas se suma el conocimiento y la experiencia que las empresas tienen en áreas específicas, los voluntariados tienen más impacto.

Por eso, alineado a su esencia, a sus objetivos y a su misión, Amarilo creó hace 5 años el programa de voluntariado Creciendo Juntos, que concientiza a sus colaboradores sobre la importancia de reducir las brechas sociales y ambientales. Para ello desarrolla proyectos sostenibles en tres líneas: Cuidado y protección del medio ambiente; Mejoramiento de espacios educativos; y Adecuación de espacios comunitarios.

Además de aportar al desarrollo de las comunidades y de mejorar con ello la calidad de vida de niños, jóvenes y adultos, el programa también aporta a los empleados, que desarrollan competencias como trabajo en equipo, liderazgo, empatía, comunicación, organización, planificación, y sensibilidad social y ambiental, entre otras.

Dia del voluntariado Amarilo 4

Esta iniciativa moviliza cada año alrededor de 250 colaboradores y a sus familias. Es así como, de la mano de gobiernos locales y comunidades, se han realizado siembras de árboles, se han hecho huertas escolares y obras de mejoramiento a zonas recreativas y a infraestructura de colegios que pueden o no estar ubicados en áreas de influencia de proyectos de Amarilo.

En 2019, sus voluntarios trabajaron por la recuperación del ecosistema del Cerro Madrid sembrando árboles nativos, elaborando nidos artificiales para la anidación de aves y liberando mariposas polinizadoras de varias especies de plantas. También mejoraron los jardines del Colegio Integral de Fontibón, pintaron y decoraron sus murales y crearon zonas para la recreación de los estudiantes.

Por último, a finales de noviembre, Creciendo Juntos les adelantó la Navidad a 100 niños y niñas en la Fundación CRAN, en Suba, que sirve de hogar de paso a menores de edad huérfanos. Fue una emotiva jornada en la que los voluntarios, los niños y el personal de la fundación compartieron la experiencia de armar el arbolito y hacer el pesebre, luego de lo cual compartieron onces y entregaron numerosos regalos. Gracias a ello, los niños vivieron el espíritu de la Navidad.

Déjenos su comentario