Un libro de la editorial Phaidon amplifica las voces y creaciones de más de 200 diseñadoras industriales, de interiores y textiles– de 50 países que desafiaron las tecnologías y sus propios talentos para crear espacios y objetos que enriquecieron el concepto de bienestar.

Por Mónica Suárez R.

A lo largo de la historia, rostros y nombres femeninos han quedado escondidos para la posteridad. Sus logros han sido invisibilizados por las estigmatizaciones patriarcales de distintas épocas. Estas omisiones se hacen latentes en el mundo del diseño, donde los aportes femeninos han sido significativos: mujeres vibrantes han desafiado las tecnologías y sus propios talentos para crear espacios, iluminaciones, muebles y objetos que enriquecieron el concepto de bienestar. Pese a ello, la autoría de muchos de sus trabajos no les ha sido reconocida íntegramente o se les adjudicó convenientemente a figuras masculinas.

Es por esto que se celebra que surjan esfuerzos de reivindicación femenina, como el libro Woman Made: Great Women Designers, de Phaidon, donde la arquitecta Jane Hall amplifica las voces y creaciones de más de 200 mujeres de 50 países que han virado el curso de la sociedad con sus creaciones. Solo desde principios del siglo pasado, con el derecho al sufragio, el acceso a la educación y el empoderamiento femenino, se empezaron a reconocer los trabajos de artistas como Jutta Sikka, Eileen Gray, Ray Eames y Lilly Reich.

‘Woman Made: Great Women Designers’, de Jane Hall, 2021, Phaidon Press. - Foto: Phaidon

‘Woman Made: Great Women Designers’, de Jane Hall, 2021, Phaidon Press. – Foto: Phaidon

Sin embargo, es posible que algunas limitaran su campo de acción a esas disciplinas consideradas más suaves, pues en la arquitectura no era muy aceptable su presencia. E incluso, el reconocimiento de muchas pudo haberse asegurado por estar asociadas a sus compañeros creativos.

Hoy, mujeres como Coco Reynols, Aljood Lootah, Kiki van Eijk, Shinobu Ito, Mimi Shodeinde o la colombiana Sarita Posada son celebridades en el campo del diseño. Profesionales de diversas edades, razas, nacionalidades y escuelas que se apoyan en la industria para democratizar sus creaciones, lideran los procesos de producción e innovación tecnológica asegurando los más altos estándares de calidad. Sus creaciones acogen las exigencias de los tiempos actuales con desarrollos sustentables que unen las tradiciones artesanales para convertirse en obras de arte.

Shinobu Ito – 1966 Tokio, Japón

Tras estudiar diseño textil en la Universidad de Arte de Tama, Shinobu Ito se trasladó a Milán seducida por el diseño italiano posmoderno. Allí ingresó a la Academia Domus, donde conoció a quien sería su esposo y socio comercial, Setsu Ito. Juntos fundaron el Estudio Ito. Un ejemplo de su propuesta creativa es el set de sillas modulares AU, creado para Edra.

Set de sillas modulares AU. Foto: Studio Ito Design

Set de sillas modulares AU. Foto: Studio Ito Design

Aino Aalto – Helsinki, 1894 – Helsinki, 1949

En 1920, cuando Aino Aalto se graduó de la Universidad de Helsinki, Finlandia era uno de los pocos países que permitía a las mujeres estudiar arquitectura. Por ello, pudo ejercer su talento en la empresa del arquitecto Alvar Aalto, quien luego se convertiría en su esposo y socio creativo. Juntos fundaron la reconocida firma Artek, que aún es símbolo de innovación y diseño moderno. Entre las creaciones de Aino, se destaca la hermosa vajilla de vidrio prensado Bölgeblick, para Iittala.

Vajilla de vidrio prensado Bölgeblick. Foto: Aino Aalto

Vajilla de vidrio prensado Bölgeblick. Foto: Aino Aalto

Hedwig Bollhagen – Hannover, 1907 – Marwitz, 2001

Inspirada en su casa de muñecas, Hedwing Bollhagen incursionó en la cerámica desde pequeña. Su destreza con la arcilla la destacó ante Hermann Harkort, propietario de la fábrica Velten-Vordamm, quien la contrató como supervisora de pintura, cuando tenía 20 años. Más adelante trabajó con otras empresas y diseñadores hasta montar su Taller HB, en Marwitz (Berlín), donde resistió a los nazis y a diferentes momentos de incertidumbre política. Allí se consolidó como una de las mejores diseñadoras del siglo XX. La vanguardista 766 Watering Can es uno de sus grandes legados.

766 Watering Can. Foto: Hedwig Bollhagen

766 Watering Can. Foto: Hedwig Bollhagen

Gegia Bronzini – Milán, 1920 – Venecia, 1976

La italiana Gegia Bronzini definió su rumbo como diseñadora textil al mudarse con su esposo a la región agrícola del Véneto, en la década de 1930. Cautivada por las campesinas y artesanas de la región, compró un telar, las capacitó y fundó una escuela, que luego se convirtió en taller de producción. Experimentando con diseños, texturas, técnicas tradicionales y materiales inusuales como hojas de maíz, cerdas de escoba, hilos de cobre, tiras de cuero, además de lino y seda natural hilada a mano, Bronzini revolucionó el tejido artesanal hasta llevarlo al más alto nivel de refinamiento y exquisitez.

Foto: archivo privado Gegia Bronzini

Foto: archivo privado Gegia Bronzini

Carol Catalano – 1975, Portsmouth, Estados Unidos

Una fiebre reumática a los 7 años, rodeada de libros de dibujo, llevó a Carol Catalano a descubrir el mundo de la creación. Por ello, estudió diseño industrial en la Rhode Island School of Design, donde pasó la mayor parte del tiempo en los talleres de máquinas y carpintería. Al graduarse, fundó la firma Catalano Design, que desarrolla productos que rompen los límites del diseño. Una muestra es el elegante taburete Capelli, de madera curvada e inspirado en los dedos de dos manos entrelazadas, que ganó la Medalla de Plata en el International Furniture Design Competition en Asahikawa, Japón, en 1999.

Taburete Capelli. Foto: Herman Miller

Taburete Capelli. Foto: Herman Miller

Aljoud Lootah – 1983, Dubai, Emiratos Árabes Unidos

Ganó reconocimiento internacional por un trabajo que retoma elementos de la cultura emiratí y técnicas artesanales a través del diseño contemporáneo. Su formación en diseño gráfico le aportó el enfoque a los detalles y la experimentación con formas y materiales para crear objetos, muebles y diseños funcionales, atemporales y únicos, realizados artesanalmente. Lootah participó en el programa Design Road Professional, donde trabajó en diseño de productos en Londres y Barcelona. Con este aprendizaje montó en 2015 su taller en el Distrito de Diseño de Dubai. Allí creó el Oru Cabinet, que hace parte de la colección de muebles geométricos inspirados en las formas del origami.

Oru Cabinet. Foto: Cortesía Aljoud Lootah

Oru Cabinet. Foto: Cortesía Aljoud Lootah

Mimi Shodeinde – 1994, Londres, Inglaterra

La diseñadora británico nigeriana Mimi Shodeinde creó la novedosa Dip Lounger con tiras de madera moldeadas y redondeadas con vapor; su resultado es un mueble escultórico y dinámico que refleja el estilo sofisticado y funcional de una artista que enlaza su herencia africana, su formación en bellas artes, la disciplina arquitectónica de su padre y el trabajo hecho a mano de sus colaboradores artesanos. Estudió diseño de interiores en la Universidad Heriot-Wat, de Edimburgo, y cuando aún era una estudiante, fundó su estudio Miminat Shodeinde.

Dip Lounger. Foto: Miminat Designs

Dip Lounger. Foto: Miminat Designs

Déjanos tus comentarios