Mantenerse en forma cuando llega diciembre es algo que resulta difícil y estresante para muchas personas. “Voy a engordar”, “comeré demasiada grasa”, “no podré hacer ejercicios”, “¿cuánto pesaré en enero?” Estas son algunas de las preocupaciones más comunes.

Estar al día con ejercicios y dieta requiere fuerza de voluntad, pero también es importante que disfrutes de los momentos en familia y que la interacción con tus seres queridos en Navidad no se vea afectada.  Para aquellos que no negocian las dietas, hoy traemos algunos consejos para que mantengan una navidad saludable, tanto física como mentalmente, sin dejar de disfrutar las delicias decembrinas.

Incluye a tu familia

Los últimos meses del año pueden ser un poco caóticos, pero lo importante es que no olvides compartir con tus seres queridos. Realiza actividades físicas con tu familia y cambia un poco tu rutina de ejercicios. Puedes salir a caminar, montar ´bici´, hacer deporte o bailar en casa. Así te mantendrás una navidad saludable después de las comelonas familiares.

Estas actividades también contribuyen a tu bienestar psicológico. El 2020 ha sido, particularmente, complicado y, entre tantas preocupaciones, puede que no hayas tenido tiempo para enfocarte en el entorno, disfrutarlo, agradecerlo y compartirlo.

Actividades en familia

Planifica tus actividades

La decoración, la cena, los invitados, las llamadas, la ropa, ¿presencial o virtual? Tantas cosas por hacer, sumadas a las tareas del día a día pueden llegar a resultar muy estresantes y aumentar el nivel de ansiedad en ciertas ocasiones.

Para evitar o disminuir esas situaciones, visualiza y, si lo crees necesario, haz una lista de los hitos importantes del mes, probablemente no los cumplas al pie de la letra, pero te permitirá establecer prioridades y tendrás menos margen de error en el reto de no dejar todo a última hora. Además, organizarás tu horario de ejercicios y comidas. Podrás tener todo al día y una navidad saludable.

Organízate en Navidad

Elige productos frescos

Casi toda la temporada navideña gira en torno a la comida y los excesos están a la orden del día. Grandes cantidades de azúcar, alimentos procesados, grasas y licores.

Escoge ingredientes naturales, atrévete a variar y haz pasta casera, acompaña las carnes con una porción vegetales al horno, evita las frituras y las salsas, prueba con los postres ‘gluten free’ e incluye más frutas. Estamos seguros de que puedes crear platos deliciosos sin necesidad de utilizar ingredientes dañinos para tu salud.

Comida fresca en navidad

No olvides beber agua

No es malo que tomemos alguna copa de vino, pero hay que ser conscientes de la cantidad de alcohol que ingerimos. Te recomendamos tomar bebidas alcohólicas de poca graduación como el vino o la cerveza.

Por otro lado, no olvides beber abundante agua para hidratarte bien, tanto si ingieres alcohol como si no, ya que el agua es fundamental para que el organismo pueda desempeñar todas sus funciones correctamente.

El consejo más importante de todos es disfrutar y repartir cariño, comparte, retoma el contacto, ríe, llora de felicidad y, sobre todo, celebra al máximo otro año de vida.