500 años de Leonardo Da Vinci

En 2019 se conmemoran cinco siglos de la muerte de Leonardo da Vinci, el más brillante protagonista del Renacimiento. Sus diversos aportes en áreas como el arte y la ciencia siguen sorprendiendo al mundo.

De no haber sido por la obsesión de este hombre por registrar todo lo que sucedía en su mente es probable que su enorme genialidad en diferentes campos del conocimiento hubiera pasado inadvertida. En efecto, aunque sus pinturas siguen deslumbrando a millones de personas, son sus manuscritos o códices los que más sorpresa y admiración han despertado en quienes han tenido el privilegio de analizarlos o contemplarlos.

Leonardo murió a los 67 años, el 2 de mayo de 1519, en Amboise, Francia. En el castillo de Clos Lucé transcurrieron sus últimos tres años de vida. Según historiadores y biógrafos, Da Vinci llegó desde Italia, cruzando los Alpes en mula y cargando, entre muchas cosas, tres de sus pinturas más célebres: La Mona Lisa, San Juan Bautista, y Santa Ana, la virgen y el niño.

 

500-anos-de-Leonardo-Da-Vinci-1

Cinco siglos después de su muerte, se ha reafirmado que fue un verdadero polímata. Fue capaz de sumergirse y hacer importantes hallazgos en diversas áreas. De ahí que muchos académicos afirmen que Leonardo ha sido, hasta ahora, el único genio de la humanidad.

Como lo expresó Martin Kempt, historiador de arte y experto en Leonardo, en un artículo publicado en la edición de mayo de este año de la revista National Geographic, “ninguno de sus predecesores o contemporáneos produjo nada comparable en rango, genialidad e intensidad visual. Y no hemos conocido nadie realmente comparable en los siglos posteriores”.

Un personaje singular

Son muchos los aspectos de la vida de Da Vinci que llaman la atención. Para leer sus apuntes es necesario un espejo, era excesivamente perfeccionista y por eso dejó muchas obras inconclusas y muy pocas veces entregaba a tiempo los encargos o nunca los entregaba, no podía concentrarse en un solo tema, sino que trabajaba en muchos a la vez y siempre se rodeaba de hombres por lo que se ha dado casi por sentado que era homosexual.

Según Walter Isaacson, autor de una de las más recientes biografías de Leonardo, el hecho de haber sido hijo ilegítimo lo benefició porque no estuvo obligado a seguir la carrera de notario de su padre. Por el contrario, cuando este se dio cuenta del talento que el joven tenía para el dibujo, hizo que viajara a Florencia para formarse en el taller del renombrado pintor, escultor y orfebre Andrea del Verrocchio. Con los años, el aprendiz superó al maestro, tanto, que estuvo al servicio de poderosos mecenas como Lorenzo de Médici, en Florencia; Ludovico Sforza, en Milán donde vivió casi veinte años, y el papa León X, en Roma.

Sin embargo, como lo explica el historiador Ernest Gombrich en su libro La historia del arte, más allá de la formación que recibió, lo que hizo de Da Vinci un personaje excepcional fue el hecho de que “no confiaba más que en lo que examinaba con sus propios ojos. Ante cualquier problema con el que se enfrentase, no consultaba a las autoridades, sino que intentaba un experimento para resolverlo por su cuenta. No existía nada en la naturaleza que no despertara su curiosidad y desafiara su inventiva. Exploró los secretos del cuerpo humano haciendo la disección de más de treinta cadáveres. Fue uno de los primeros en sondear los misterios del desarrollo del niño en el seno materno; investigó las leyes del oleaje y las corrientes marinas; pasó años observando y analizando el vuelo de los insectos y de los pájaros, lo que le ayudó a concebir una máquina voladora que estaba seguro de que un día se convertiría en realidad”.

500-anos-de-Leonardo-Da-Vinci-4

Estas son algunas de las exposiciones más atractivas con las que se conmemora la muerte de Leonardo.

  • París, Museo de Louvre. Leonardo da Vinci. Del 24 de octubre de 2019 al 24 de febrero de 2020.

Es la más anhelada del año. El museo tiene cinco de las pinturas más importantes de Da Vinci, pero para esta muestra pretende reunir todas las que se le atribuyen, entre quince y diecisiete (se espera que incluya Salvator Mundi, que se subastó en 2017 por 450,3 millones de dólares y cuyo comprador y paradero han sido, desde entonces, un misterio). Además, presentará una amplia selección de sus dibujos, los más recientes hallazgos de investigación y análisis de laboratorio sobre sus creaciones y ediciones críticas de documentos clave. Las boletas se venden en línea desde el 18 de junio, no podrán adquirirse en la taquilla.

  • Londres, Galería de la Reina, Palacio de Buckingham. Leonardo da Vinci: una vida en el dibujo. Hasta el 13 de octubre.

Reúne más de doscientos dibujos que han pertenecido a la Colección Real desde el siglo XVII. Se trata de la muestra más grande y significativa del trabajo de Leonardo que se ha expuesto en el Reino Unido en los últimos sesenta y cinco años.

  • Venecia, Galerías de la Academia. Leonardo da Vinci. El hombre modelo del mundo. Hasta el 14 de julio.

Sin duda, lo más llamativo de esta muestra que se inauguró en abril, es el famoso dibujo El hombre de Vitruvio, que Da Vinci realizó hacia 1490 en uno de sus diarios. Se trata de un estudio de las proporciones del cuerpo humano con base en los textos de Vitruvio, arquitecto de la antigua Roma. Esta obra solo se ha mostrado al público en muy contadas ocasiones.

500-anos-de-Leonardo-Da-Vinci-10
  • Vinci, Museo Leonardiano. Leonardo en Vinci, el origen de un genio. Hasta el 15 de octubre de 2019.

Con el apoyo de la Galería Uffizi, esta exposición presenta la influencia del paisaje que rodea el pueblo natal de Leonardo en sus primeros trabajos artísticos. El más antiguo de ellos data de 1473.

    Artículos relacionados

  • No Related Posts Yet!

Déjenos su comentario