Carlos Ramírez: ‘La pista es un lugar donde genero mi propio mundo’

Por Nathaly Vargas Pico

Paisa de origen, rolo de corazón… los sentimientos de Carlos Ramírez están divididos. Nació en Medellín, pero hace años Bogotá le abrió las puertas y hoy, cuando es doble medallista olímpico tras su bronce en Tokio, la Alcaldía Mayor de la ciudad renombró, en su honor, la pista de BMX de El Salitre. 

“Bogotá, soñó conmigo, y ha estado creyendo, por eso la gratitud es infinita. Hoy tengo las dos medallas olímpicas de Bogotá; es un orgullo decir que soy colombiano y que luchamos para darle alegrías al país”. 

La pista ideal de bicicross, cuenta, no existe. Pero esta, de El Salitre, representa una oportunidad para crear nuevos campeones. “La pista siempre ha sido un lugar donde genero mi propio mundo, disfruto lo que me apasiona hacer y soy feliz en la bicicleta”. Donde se percibe “la sensación que uno tiene haciendo lo que goza, disfruta y ama”.

La pista de BMX de El Salitre, considera, es la mejor de Colombia. Resalta, sin embargo, la importancia de contar con más escenarios en el país. “Todas las pistas tienen sus pro y sus contras, pero todas, también, me las termino gozando, tener versatilidad es clave”. 

Y sí, los sueños se cumplen

Carlos se considera un deportista atípico, dedica varias horas al día al entrenamiento pero tiene claro que antes de cualquier cosa es un ser humano y su misión es inspirar y dejar un legado a las futuras generaciones. 

“El día que me entregaron la pista, que le pusieron el nombre, yo dije: ‘Sigo siendo un deportista más, sigo siendo ese soñador que está montado en la bicicleta y luchando día a día por ser mejor como todos los deportistas del mundo’”

Seguirá entrenando porque su meta es llegar a los Juegos Olímpicos de París 2024. “Nadie te puede decir que tu sueño es muy grande; uno debe creérsela y darla toda hasta lograrlo. La vida consiste en hacer realidad tus sueños y metas. No dejes que nadie te ponga límites”

Déjanos tus comentarios