Una mujer valiente

Sindy Valiente Liñán, le hace honor a su primer apellido. Su testimonio es el de una mujer perseverante, luchadora, determinada y capaz de enfrentar todos los obstáculos.

Con 31 años de edad y 4 hijos, esta habitante de Villa Gloria está realizando su práctica laboral en la Universidad Libre de Cartagena para obtener muy pronto su diploma como Auxiliar de Enfermería, programa técnico ofrecido por la Fundación Serena del Mar y el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA.

Llegar hasta este punto no ha sido fácil para Sindy. Ella ha tenido que superar varias dificultades en su vida profesional, pero está decidida a continuar porque sueña con un mejor futuro. Estuvimos conversado y esto fue lo que nos dijo.

Fundación Serena del Mar: ¿Cómo es tu rutina diaria?

Sindy Valiente Liñán: Me levanto a las 4:30 de la mañana a preparar el desayuno y llevar a los niños al colegio, me despido de ellos y me voy a trabajar a Amarilo, en donde laboro desde hace más de 2 meses en el área de servicios generales. Al mediodía me arreglo, me pongo mi uniforme de enfermería y me voy a la Universidad Libre de Cartagena, allí estoy haciendo mi práctica, apoyando al Departamento de Enfermería con la prestación del servicio y la realización de charlas sobre prevención y promoción de la salud. A las 7:00 p.m. finalizo la jornada y llego a mi casa sobre las 8:30 p.m. para compartir con mis hijos, ayudarles a hacer sus tareas y acostarlos a dormir.

FSDM: ¿Por qué escogiste ser Auxiliar de Enfermería?

SVL: Siempre me han llamado la atención los profesionales de la salud. Me gusta servirle a los demás, especialmente a mi comunidad, por eso a lo largo de mi profesión me pareció útil e interesante aprender cosas como tomar la presión, canalizar una vía venosa o manejar una fiebre.

FSDM: ¿Qué ha sido lo más difícil durante todo este proceso de formación?

SVL: Lo más difícil fue ir a 7 entrevistas durante más de un año sin obtener una oportunidad concreta. La verdad yo no entendía que pasaba, pero creo que fue una prueba que Dios me puso en el camino. Lo más importante es que mis objetivos siempre estuvieron ahí y nunca me rendí.

Hoy me siento muy feliz y agradecida con Dios por darme la fuerza para perseguir mis sueños. Me llena de entusiasmo poder ejercer lo que aprendí y ver cómo poco a poco mejora mi calidad de vida y la de mi familia.

FSDM: ¿Qué piensan tus hijos de todo este esfuerzo que has hecho por graduarte pronto como Auxiliar de Enfermería?

SVL: Joan Faider, mi hijo mayor, ha sido mi gran apoyo, ha vivido conmigo todo este proceso y me ayuda bastante con las cosas del hogar así como a cuidar a sus hermanos. Él está igual de feliz que yo por mi progreso profesional y laboral.

FSDM: ¿Quiénes más te han ofrecido su respaldo?

SVL: La Fundación Serena del Mar me ha acompañado en todo el proceso, desde lo personal hasta lo formativo. Ellos estuvieron conmigo durante la búsqueda de la práctica, hicieron una evaluación constructiva de mi desempeño en las entrevistas, me ayudaron a fortalecer mis habilidades sociales e incluso me prestaron su asesoría en cosas sencillas pero importantes como ir bien vestida a una oportunidad de trabajo.

La Constructora Amarilo también ha sido fundamental en mi proyecto de vida. Ellos me dieron la oportunidad de vincularme a su área de servicios generales. Luego, encontré mi práctica como Auxiliar de Enfermería y la constructora me permite seguir trabajando medio tiempo. Su apoyo ha sido maravilloso.

FSDM: ¿Qué piensas de Centro Hospitalario de Serena Del Mar?

SVL: Vincularme en el Centro Hospitalario de Serena del Mar es una meta clara que tengo y es por eso que cada día me esfuerzo por hacer las cosas bien, por aprender y por recibir muy pronto mi título como Auxiliar de Enfermería.

FSDM: ¿Qué les puedes decir a otras personas de tu comunidad y de la zona norte de Cartagena?

SVL: Les puedo sugerir que aprovechen las oportunidades que ofrecen la zona norte y toda la ciudad de Cartagena. También les digo que nunca se rindan; en la vida siempre hay obstáculos y hay que saber saltarlos porque hay que ser valientes.

    Déjenos su comentario

    7