Los diseños de Rodrigo Torres, adrenalina creativa

 

El diseñador industrial colombiano Rodrigo Torres ha concebido diversos productos para algunas de las marcas más reconocidas del mundo. Honestidad y curiosidad han sido las claves de su exitosa carrera.

“Mi sueño desde que estaba en la universidad era trabajar para las empresas de diseño italiano que solo veía en los libros y museos, parecían inalcanzables. Hoy tengo la satisfacción de haberlo logrado”, cuenta Rodrigo Torres, nacido en Bogotá, en 1976.

Desde niño, sus principales intereses fueron la creatividad y el arte. Por eso se enamoró del Diseño Industrial cuando descubrió que unía la creatividad y la técnica. Luego de graduarse de la Universidad Jorge Tadeo Lozano supo que para cumplir su sueño debía ir a la cuna del diseño. Viajó a Milán, Italia, a cursar una maestría en la Domus Academy, una de las escuelas más prestigiosas del mundo.

“Domus me cambió la vida. La experiencia de aprender de la cultura proyectual italiana en una ciudad como Milán me potenció hacia lo que soy como profesional.
Allí se respira diseño y tienes la oportunidad de probarte al lado de los mejores”, recuerda Torres.

De hecho, en un seminario con Nestlé en Domus, Rodrigo Torres tuvo como líder de proyecto al diseñador italiano Stefano Giovannoni. Cuenta que apenas terminó esa experiencia “decidí pedirle una oportunidad para trabajar en su estudio. Desde ese día iniciaron mi aprendizaje y crecimiento profesional al lado de un maestro increíble. En su estudio diseñé productos para empresas entre las que destaco Magis, Alessi, Siemens y Fiat”.

De los cuatro años que Torres trabajó con Giovannoni, una de las piezas de mayor recordación es el sofá cama Morfeo que diseñaron juntos para la compañía italiana Domodinamica. Un mueble innovador de líneas curvas con un par de lámparas incorporadas en el cabecero.

Design by Rodrigo Torres

El diseñador fundó su estudio, Design by Rodrigo Torres, en 2004, en Milán. Estos 14 años de independencia laboral los define como “adrenalina pura y realización personal; mi trabajo es mi pasión y me pagan por divertirme”.

Ha diseñado una amplia variedad de productos. Entre ellos, el tajalápiz y pisapapeles Kastor, el encendedor Sushi y la grifería Sense, para Alessi; las sillas Harmony, Fold y Manta, para Poliform; la mesa Mist, para Domodinamica, y la silla Membrane, para Cassina IXC.

También ha recibido importantes reconocimientos. El más reciente es el Red Dot Award 2018 (uno de los de mayor prestigio internacional) en la categoría de producto, por la colección de lámparas led de aluminio moldeado Torres Lighting, para la firma estadounidense Landscape Forms.

Rodrigo Torres afirma que “es una de las líneas más completas de iluminación urbana y se caracteriza por la simplicidad, la fuerte identidad de sus formas y una altísima eficiencia eléctrica y de iluminación”.

Torres considera que los rasgos que identifican su trabajo son la honestidad, la identidad y la curiosidad. “Cada producto que diseño debe nacer de la manera más sincera y simple posible, despojándolo de todo el ruido formal y funcional hasta llegar a su esencia”, puntualiza.

El regreso de Rodrigo a Colombia

Hace 4 años, luego de 15 de estar radicado en Italia, Rodrigo Torres y su familia volvieron al país. Hoy tiene su oficina cerca a Chía, pero viaja con frecuencia a donde estén sus clientes: Italia, Estados Unidos, Japón o cualquier lugar del planeta.

Estar de nuevo en Colombia le ha permitido diseñar colecciones para marcas nacionales. Por ejemplo, el juego de sillas y mesa de comedor Delta, para Zientte, y la línea de electrodomésticos Signature para Challenger, ganadora en 2017 de 3 Good Design Awards en Estados Unidos.

Actualmente trabaja en varios proyectos de mobiliario para empresas en Italia, México y Colombia. Su propósito es continuar divirtiéndose haciendo lo que ama.

 

DESTACADO

“Lo que soy como persona se lo debo a Colombia, lo que soy como diseñador se lo debo a Italia”, Rodrigo Torres.

    Déjenos su comentario

    3