El color de 2019, según la firma Pantone, es el living coral, un tono cálido, entre el rosa y el naranja, que se impone en la decoración y el diseño de interiores. Descubre por qué lo escogieron y cuáles son las claves para aplicarlo en el hogar.

Pantone es la principal autoridad mundial en tema de colores. Es la creadora del conocido Pantone Matching System, a principio constaba de 500 colores, hoy cuenta con más de 1.300.

En 1986 crearon el Pantone Color Institute: un grupo de expertos que se dedican a analizar tendencias globales de colores y a asesorar a diversas compañías en la selección de los tonos adecuados para sus productos e identidad de marca. En 1999, la firma decidió anunciar al final de cada año el que será el color que reinará durante el siguiente.

A tono con el living coral

En diciembre de 2018 la empresa dio a conocer el color de este año. Se trata del living coral, cuya referencia numérica es Pantone 16-1546. Desde el momento que se hace pública la elección, el tono comienza a influir en el mundo de la moda, la belleza, el diseño industrial, diseño gráfico y, por supuesto, en la decoración y diseño de interiores.

Conciencia ecológica

El tono del año no es simplemente un capricho de Pantone. Para escogerlo, analizan una serie de factores y tendencias sociales, culturares y económicas.

Pantone reconoce que escoger ese color busca llamar la atención sobre el cuidado de la naturaleza, sobre todo, la preservación de ecosistemas marinos, que se encuentran en grave riesgo de una excesiva contaminación. “En su gloriosa, pero lamentablemente más escurridiza exhibición bajo el mar, este color vivificante y efervescente cautiva el ojo y la mente. Situado en el centro de un ecosistema vivo y cromático, Pantone living coral evoca la forma en que los arrecifes de coral brindan refugio a un caleidoscopio de color diverso”, señala el comunicado de prensa con el cual se difunde, alrededor del mundo, la elección del color.

A tono con el living coral

El living coral en casa

Hay que tener en cuenta que este es un tono cálido, femenino y vibrante, perfecto para ponerle energía y vitalidad a cualquier ambiente, pero ¡cuidado! Si abusas de él puede que no se vea nada bien.

La diseñadora de interiores colombiana Gina Ríos hace las siguientes recomendaciones:

  • Combinarlo con tonos verdes: turquesa, oliva o billar, dependiendo del lugar. También se puede usar terracota, amarillo mostaza o azul petróleo
  • Puede lucir bien en un sofá como punto focal o en poltronas para generar contraste
  • Pintar las paredes de un espacio completamente de ese color puede aportar carácter y calidez
  • Para los baños se puede usar en los muros y mezclarlo con accesorios negros
  • En la cocina lo puedes mezclar con algún tono de la gama de grises o con blanco
  • Si se utiliza en las sillas del mesón puede producir contraste
A tono con el living coral

Además también puedes tomar en cuenta:

  • Para darle un toque de ese tono a la sala, el comedor, las habitaciones o el baño, un buen recurso es incluirlo en accesorios o complementos decorativos como cojines, individuales, manteles, cobijas, sábanas, toallas, velas, portarretratos, entre otros.
  • La naturaleza también desempeña un papel destacado en la decoración: los arreglos florales con rosas, azaleas, gerberas, astromelias o tulipanes de tono coral son maravillosos.
  • Es un color que resulta apropiado para tapizar muebles con estructura de madera, bien sea oscura o clara.
  • El living coral también es ideal para que espacios de estilo industrial, con pisos de cemento pulido o techos con estructura de concreto a la vista, se verán acogedores.
A tono con el living coral