Una de las tendencias de decoración más fuertes de hoy en día es la vuelta al diseño natural, rústico y orgánico, pero esto no siempre significa materiales suaves y colores apacibles. Con esta tendencia también se puede transmitir solidez, fuerza y poder, sin dejar de ser modernos y funcionales. Todo esto se puede lograr con la combinación e implementación de madera y metal para lograr espacios de estilo industrial.

Así como nos fijamos cada vez más en la lista de ingredientes de los alimentos que consumimos, deberíamos darle la misma importancia al origen de todas las cosas que usamos. Y es que, a veces, no nos damos cuenta que los estilos que adoptamos, tanto en ropa como en decoración, tienen una procedencia bastante particular e interesante.

En el caso del estilo industrial, su nacimiento se dio a lo largo del siglo XX cuando las grandes fábricas e industrias de New York empezaron a ser abandonadas y, poco a poco, comenzaron a ser tomadas por neoyorkinos e inmigrantes para ser utilizadas como vivienda.

Lo que más se destacaba de estos espacios era su diseño natural. No había afán por cubrir las paredes de ladrillo o las estructuras de hierro, ni por cambiar los pisos de cemento o madera envejecida. También se caracterizaban por los techos altos, grandes ventanales y espacios sin divisiones ¿Recuerdan la fábrica que sale al inicio de la película Jumanji? Imagínense vivir en ese ese espacio, sin toda la maquinaria, obviamente.

De todo este movimiento nacen los apartamentos tipo loft y la combinación de elementos como madera y metal para la decoración.

Estilo industrial con metal y madera

Pasemos a lo que nos importa ¿cómo hacer que nuestros espacios se vean como salidos de una película ambientada en el antiguo New York?

Proporciones

Las proporciones utilizadas entre el diseño con madera y diseño con metal serán clave para transmitir lo que quieres. Si quieres inclinarte más por el lado rústico, debe predominar la madera, ya que aporta luz y calidez al hogar. Ahora, si quieres que tus espacios sean meramente de estilo industrial, el metal debe resaltar.

Naturalidad

Como lo mencionamos al principio, la clave de todo esto está en el origen, en el diseño natural de estos elementos. Esta tendencia está tan posicionada que no es complicado encontrar muebles en el mercado con formas orgánicas y acabado natural.

Y no solo aplica para los objetos decorativos, cuanto más simples sean los acabados generales mejor: pisos de concreto pulido, madera natural y envejecida, baldosas sencillas y pintura blanca en las paredes. El material por excelencia para el estilo industrial es el metal mate y de colores fríos. Nada brillante y, si está oxidado, mejor.

Mesa diseño industrial Mesa de madera estilo industrial

Detalles

Puedes incorporar el estilo industrial a través de piezas estratégicas que te servirán para complementar y modernizar el espacio. Estanterías con estructuras de metal y entrepaños de madera, mesitas de metal y vidrio, marcos de cuadros en metal, estructura de metal y madera para un asiento. Lo bueno de estos materiales es que se llevan muy bien con todos los estilos.

Iluminación

Para lograr el estilo industrial se aprecian los grandes ventanales que te hagan aprovechar al máximo la luz natural, pero si tu hogar no cuenta con esas características, las grandes lámparas “tipo fábrica” de metal y de bombillos descubiertos, tal y como lo mostramos en Tendencias en Lámparas, funcionan perfectamente.

Cocina diseño industrial

Atrevido

Normalmente, procuramos que todos muebles de un espacio sean iguales o combinen muy bien entre sí, pero si en el comedor, por ejemplo, utilizas una mesa que tenga diseño de madera oscura, con sillas de diseño de metal completamente diferentes entre ellas no todo será perfecto y ese es parte del objetivo del estilo industrial. Apóyate en muebles viejos o reciclados para salirte de la norma.

Decoración industrial chic

Imagen extraída de gaiadesign.com.mx

Lugares de trabajo diseño industrial

Imagen extraída de gaiadesign.com.mx