En el mundo de la decoración no existe una fórmula mágica ni reglas estrictamente establecidas. Cuando decoramos un espacio es momento de experimentar. La combinación perfecta es aquella que mejor va con tu personalidad y tus necesidades. Hoy te daremos algunos consejos que van muy bien con cualquier estilo y que te permitirán decorar habitaciones grandes.

Es más común encontrarnos retos a la hora de hacer modificaciones en una habitación pequeña, puesto que son espacios reducidos y hay que hacer malabares para que todo lo que tenemos encaje, se vea bonito y no exista esa sensación de que las cosas se nos van a caer encima. El pensamiento común es “bueno, entonces decorar habitaciones grandes es mucho más fácil” ¡pues no! esto también tiene su truco para que no termine en desastre.

Hacer que todos los elementos de una habitación grande se vean bien es complicado, debido a la gran cantidad de espacio. Si no tenemos cuidado con los detalles, puede que en vez de lograr nuestro objetivo, terminemos en un espacio frío, desproporcionado, para nada acogedor y muy alejado de lo que buscamos.

Muebles para el equilibrio

Si bien una habitación grande te da la oportunidad de tener más muebles o muebles más grandes, el secreto del éxito para decorar es colocarlos de forma equilibrada para que no queden zonas demasiado vacías y otras recargadas.

No intentes llenar todos los espacios vacíos, estos también son necesarios. Te recomendamos tomar medidas para que todo se ajuste a la perfección. Las lámparas de mesa, alfombras y mesitas te pueden ayudar a generar simetría.

Decorar habitaciones grandes

Decorar con texturas y diferentes materiales 

La calidez de la madera, sobre todo de aquella con tonalidades oscuras, además de hacer la habitación más acogedora, permitirá reducir visualmente un espacio demasiado grande.

Las alfombras nos permiten jugar con los colores y la proporción para decorar. Debemos escogerlas teniendo en cuenta las fibras y los dibujos que tienen para que estén en sintonía con los demás elementos.

Los empapelados también son una excelente opción para agregar dimensión, aquí (link al artículo de paredes con estilo) encontrarás información detallada sobre esta tendencia. El punto a favor de este material es que existen lisos, con miles de texturas, hasta con obras de arte completas. Hay un gran abanico de opciones, que darán un toque único a tu habitación.

Utilizar texturas en las habitaciones

Divide la habitación

Si crees que aún con muebles grandes y aplicando los tips que ya te hemos dado, todavía queda espacio libre, crea otro ambiente en tu habitación. Instala tu propio vestidor, estudio de trabajo, espacio de juegos o, simplemente, un lugar para relajarte y leer un buen libro. En el mercado podemos encontrar una gran cantidad de elementos que pueden funcionar como divisores, desde estructuras sencillas de metal y vidrio hasta estantes con formas y colores increíbles, pero si, definitivamente, eso no es lo tuyo, escoge un baúl o algún mueble que ya tengas para la división.

Como dividir habitaciones

Un consejo extra que puede ayudarte a concentrar la atención en un solo espacio es usar la imaginación. Busca en ventas de segunda mano o de muebles antiguos una pieza única y llamativa (a veces nuestros abuelos tienen algunas que nos pueden regalar y caen como anillo al dedo), modifícala, píntala de tu color favorito, ponle un florero con flores frescas o secas, una escultura, un recuerdo de algún viaje o algo que signifique mucho para ti y ubícalo en una zona bastante visible. Lograrás un toque de personalidad y servirá como protagonista en un espacio tan grande.

Si sientes que necesitas un poco de ayuda extra en el Centro de Diseño de Amarilo cuentas con un equipo 100 % calificado para ayudarte y guiarte en toda la gama de materiales, texturas y productos que se encuentran en el mercado. Pon manos a la obra y empieza desde ya a construir tu habitación ideal.