Colombia en la era del coworking

 

Los espacios de coworking o trabajo compartido son una tendencia en alza. Hoy, un mayor número de emprendedores y profesionales independientes prefieren estos lugares que fomentan la interacción.

Ya no es necesario ir todos los días en un horario fijo a una oficina repleta de cubículos para rendir en el trabajo. Por lo menos, así ocurre en muchas profesiones en las que lo único indispensable para sacar adelante un proyecto es contar con conexión a internet, un computador portátil y un celular inteligente.

Y aunque es posible rendir laboralmente desde la casa, interactuar con diversas personas es vital para que surjan nuevas oportunidades. Por eso los llamados espacios de coworking o cotrabajo, que se alquilan por meses, semanas o días, cada vez tienen más seguidores.

El primero de ellos, 42 West 24, surgió en Nueva York, en 1999. Hoy, según la Encuesta Global de Coworking 2018 (2018 Global Coworking Survey), 1,7 millones de personas en el mundo trabajan en esta clase de oficinas.

Colombia no ha sido ajena al coworking. Sobre todo, en tiempos en los que muchos profesionales han optado por crear empresa y un número más creciente de compañías están contratando trabajadores independientes o freelance.

Coworking, espacios inspiradores

En los últimos 6 años han surgido en las principales ciudades del país diversos lugares de coworking. Entre los más reconocidos sobresalen los de la firma WeWork, que se destacan por la estética y el cuidado que le imprimen a la arquitectura y el diseño interior.

Trabajar en ambientes atractivos y confortables estimula la creatividad y la productividad, al tiempo que favorece las relaciones sociales. Matías Lloveras, director creativo de WeWork Latinoamérica, explica que ellos diseñan sus espacios “de forma que los usuarios los sientan tan cómodos como sus casas y que a la vez sean elegantes, funcionales y propicien la interacción entre personas que no se conocen”.

Además, dice, “generamos ambientes dentro de un mismo edificio con cualidades espaciales muy diferentes, de modo que una persona pueda cambiar de espacio de trabajo en cualquier momento del día para romper con la monotonía y la rutina”.

A pesar de ser una compañía de coworking con presencia en varios países, se asegura de que el diseño de sus espacios refleje el estilo de la ciudad y el barrio donde se ubican. Por ejemplo, el concepto arquitectónico de la sede de WeWork Usaquén, en Bogotá, incluye arcos, mosaicos y baldosas de ladrillo que forman parte de la arquitectura de la zona. A eso se suma un diseño interior contemporáneo que incluye propuestas gráficas y artísticas audaces, y mobiliario y accesorios coloridos de marcas locales.

Las claves: bienestar y comodidad

“No debemos preguntarnos únicamente si los espacios abiertos o cerrados generan mayor productividad, sino enfocarnos en la interacción dentro del espacio laboral y cómo potenciar la generación de comunidad. Esto ha derivado en el diseño de espacios mucho más eficientes, con mayores niveles de bienestar para los usuarios. En ambientes de trabajo colaborativos más alineados con lo que la nueva generación busca”, afirma Lloveras.

Así, los espacios de coworking suelen disponer de ambientes estilo lounge, salas de reunión, escritorios amplios, cabinas para conversaciones telefónicas, oficinas privadas, cafeterías, cocina y espacios al aire libre en los que a diario se interactúa con gente nueva.

De este modo, cada persona se desenvuelve con autonomía y flexibilidad en los horarios. Algo que para algunos puede representar un reto.

Tenga en cuenta

Para elegir un espacio de coworking:

  • Recorra las instalaciones.
  • Evalúe los servicios (internet de alta velocidad, impresoras, fotocopiadoras, limpieza, café, personal de soporte, zona de parqueo para carros y bicicletas, salas de reunión, cabinas privadas, eventos de capacitación o de fomento de redes de profesionales).
  • Consulte la duración y el precio de los contratos o planes de afiliación y membresía.

DESTACADO

Resulta motivante trabajar con libertad y autonomía en un entorno laboral estético, que permite interactuar con diversos profesionales.

    Déjenos su comentario