Top 10 de ciudades para recorrer en bicicleta

Andar en bicicleta no solo es divertido; su uso es cada vez más conveniente en las ciudades pues, solo por mencionar algunos de sus beneficios, reduce el tráfico, no contamina el aire, construye cultura ciudadana y mejora el estado de ánimo y la salud física de las personas. Por eso mismo cada día son más las empresas que, como Amarilo, estimulan su uso entre sus empleados. Desde 2011, el Copenhagenize Index, una oficina danesa de diseño urbano, viene haciendo estudios para entregar, cada dos años, el Copenahgen Friendly Cities, un ranking mundial de las ciudades que más se prestan para ser recorridas en bicicleta. Un vistazo a 10 de ellas: 

Copenague, Dinamarca

Según el ranking de felicidad de la ONU, Copenague es una de las ciudades más felices del mundo. Tal vez tenga que ver con el poco tráfico de automóviles, la calidad del aire que se respira en sus calles y el estilo de vida de sus habitantes, íntimamente ligado a la bicicleta. Más del 40 % la usa para transportarse a diario, pues la ciudad ha priorizado vías, parques, puentes y plazas para ello. En su propio sitio web se afirma que la mejor forma para visitar o movilizarse por Copenague es en  bicicleta.

Copenague, Dinamarca

Imagen extraída de www.blockchain360.news

Bogotá, Colombia. 

Con más de 40 años de tradición, la ciclovía de los domingos es todo un patrominio de Bogotá, ciudad que aspira a convertirse en la capital mundial de la bicicleta y que, según el Copenahgen Friendly Cities, ocupa hoy el lugar 12. Es la metrópoli de Latinoamérica con más kilómetros de ciclorutas: alrederor de 540. Tanto la alcaldía como varios emprendimientos de turismo urbano ofrecen recorridos guiados por el Centro Histórico y La Candelaria; por los grafitis y murales del Park Way y Puente Aranda; por librerías, bibliotecas y escenarios literarios de la ciudad; o por la calle 26, un “museo a cielo abierto” a lo largo del cual se pueden apreciar más de 36 monumentos.

Bogotá Bicicletas

Imagen extraída de www.c40.org

Ámsterdam, Holanda. 

La capital de Holanda es también la indiscutible capital mundial de la bicicleta, un título que sostenta desde los setenta, cuando el Gobierno la priorizó como medio de transporte. Hoy, más del 60 % de sus habitantes la usan en sus desplazamientos, para lo cual cuentan con 500 kilómetros de carriles exclusivos dotados con semáforos, señalización especial y abundantes lugares para aparcar. Amsterdam tiene casi tantas bicicletas como habitantes, alrededor de 810.000, y se puede decir que los biciusuarios son sus amos y señores, por lo que conocerla pedaleando es lo natural. Las numerosas agencias de alquiler ofrecen todo tipo de bicicletas —mecánicas, eléctricas, de dos puestos, con coche para niños, etc.— y guianzas en distintos horarios e idiomas durante todo el del año. 

Bicicletas en Amsterdam

Imagen extraída de www.wikipedia.com

Barcelona, España

Pocas ciudades cuentan como Barcelona con un sistema tan amigable y efectivo para recorrerla y apropiarse de ella en bicicleta. Se llama Bicing, funciona las 24 horas todos los días del año, tiene una flota de 7 mil bicicletas entre mecánicas y eléctricas y 524 estaciones de alquiler estratégicamene ubicadas a lo largo de toda la ciudad. Nada más agradable que un recorrido en bici por barrios icónicos como Gracia, el Raval, el Gótico, la Villa Olímpica o la Barceloneta. 

Tours de Bicicleta en Barcelona-España

Imagen extraída de www.getyourguide.es

Berín, Alemania

Visitar Berlín es aprender de historia y ser testigo de eventos que han marcado a la humanidad, como el holocausto nazi, la Segunda Guerra Mundial o el Muro de Berlín, que mantuvo divididos a sus habitantes durante casi de tres décadas. La ciudad cuenta con alrededor de 620 kilómetros de carriles para bicicletas y son muchas las opciones de alquileres por horas o días a precios razonables. Puedes tomar planes guiados, hacer recorridos libres o, incluso, inventar tus propias rutas temáticas: arquitectura, museos, historia, fútbol, cervezas artesanales, gastronomía, en fin. 

Berlín en bicicleta

Imagen extraída de www.berlinonbike.de

Tokio, Japón

Aunque no tiene una infraestructura para bicicletas que descreste, es una de las ciudades más amigables con ellas. La razón: cultura ciudadana. La regla de oro en sus calles es ceder el paso y dar prioridad al otro. Tokio ocupa el noveno lugar en el índice Copenahgen Friendly Cities. En la ciudad más poblada del mundo, los estacionamientos gratuitos para aparcar bicicletas viven llenos. Y aquí viene una recomendación para evitar contratiempos: si se aparca en un espacio que no está destinado para ello, se recibirá una multa. También si se transita sin casco, manipulando el celular o usando audífonos. Hay que respetar los semáforos, como lo debe hacer cualquier otro vehículo, y circular a la izquierda de los carros, en vez de a la derecha.

Japón en bicicleta

Imagen extraída de www.intrepidtravel.com

Liubliana, Eslovenia 

El río Ljubljanica, que atraviesa la capital de Eslovenia, es tan saludable que en sus orillas se pueden apreciar nutrias y abundante vida silvestre. Tranquila y colmada de árboles, esta ciudad es líder en turismo sostenible, por lo que la bici es el medio recomendado para conocerla. Ofrece una tarjeta de turismo que da beneficios, entre ellos alquilar bicicletas gratis. Sus senderos adoquinados y libres de carros se prestan para recorrer la ribera del río, ir de una plaza a otra y atravesar sus puentes. El más famoso es el Puente de los dragones, por las intimidantes esculturas que lo custodian. Otros de sus atractivos son el Parque Tivoli, las antigüedades de Cankay Quay y el mercado de la Plaza Vodnikov.

Eslovenia en bicicleta

Imagen extraída de www.travelslovenia.org

San Francisco, Estados Unidos

Hay que tomarse una selfie en Fort Point, el punto donde inicia el carril de bicicletas para atravesar los 2.737 metros del icónico Golden Gate de San Francisco. Esta es una de las pequeñas hazañas que se pueden realizar por la capital de California. Luego de vislumbrar a lo lejos la isla de Alcatraz, cuya antigua cárcel albergó al mafioso Al Capone, llegará un descenso que conduce a Sausalito, un pueblo costero ideal para refrescarse o comerse un helado. Si las fuerzas no dan para regresar en bicicleta, allí se puede tomar el ferry hacia el muelle 13, donde se podrá retomar el paseo y pedalear unas cuadras hasta el Fisherman’s Wharf para recompensar allí el ejercicio con una cerveza y una sopa de almejas.

Bahía de San Francisco en bici

Imagen extraída de www.disfrutasanfrancisco.com

Nantes, Francia

Esta ciudad atravesada nada más que por seis ríos, entre ellos el Loira y el Erdre, fue declarada Capital Verde de Europa en 2013. Nantes puede definirse como un enorme jardín –ofrece 57 metros cuadrados de espacios verdes por habitante– ideal para disfrutarlo en bicicleta, pues cuenta con más de 500 kilómetros de carriles especiales y con un sofisticado sistema municipal de alquiler de bicicletas llamado Bicloo. Es perfectamente amigable con los biciusuarios, prueba de ello es que en 2015 albergó la cumbre anual sobre ciclismo de la Federación Europea de Ciclistas, cuyo lema es “más gente usando la bicicleta más a menudo”. 

Nantes en bicicleta

Imagen extraída de www.cycling-lavelodyssee.com

Santiago de Chile, Chile

En abril de 2014, un día antes de dar un concierto de su gira Out there, Paul McCartney aprovechó para darse un recorrido en bicicleta con su esposa por el parque Bicentenario y las calles de Santiago. La capital chilena es una de las ciudades de Latinoamérica más amigables con la bicicleta, así que no hay que ser un ex Beatle para disfrutar sus parques, plazas y ciclovías usando un casco prestado. Basta con una búsqueda rápida en internet para encontrar agencias de alquiler. Es muy recomendable contratar recorridos guiados, pues de otro modo no nos enteraremos de las historias que esconden lugares como la Plaza de Armas, el Palacio de la Moneda o el Edificio de Correos.

Chile en bicicleta

Imagen extraída de www.pauta.cl

Déjenos su comentario