Llevar 27 años en el mercado y estar consolidados como la compañía que más confianza genera en sus clientes en el sector de la construcción no es tarea fácil. La razón esencial de este logro no es otra que el equipo de colaboradores. Por esto, la prioridad es atraer, desarrollar y retener el mejor talento.

En un sector cuyo propósito principal es buscar un equilibrio entre la sostenibilidad y el óptimo servicio al cliente, Amarilo ha logrado consolidarse como una empresa líder. Los altos estándares de calidad, la mejora en los procesos y, sobre todo, la merecida confianza de los clientes, no serían posibles sin el extraordinario equipo de colaboradores de la compañía.

Por eso, Amarilo ha desarrollado procesos de gestión de talento basados en incentivar y fortalecer el compromiso, la adaptabilidad y la eficiencia de cada colaborador. A partir de los principios de igualdad, inclusión y respeto a la diversidad, la Gerencia de Talento vela por el desarrollo constante de las habilidades de los miembros del equipo y su entorno laboral, desde seis frentes de acción:

Selección con una mirada integral

El éxito en el desarrollo sostenible para Amarilo también radica en que, además de profesionales capaces, busca personas integrales. La filosofía de la compañía se basa en el trabajo en equipo, orientado al logro y al servicio, y la adaptación al cambio. Se busca que el proceso de selección sea el primer reflejo de los valores de la empresa, por lo que se mantienen informados a los candidatos sobre los avances en las diferentes etapas. Así, la retroalimentación puede ser enriquecedora y los aspirantes se sienten valorados y respetados.

Todo el proceso de selección está basado en la premisa de escoger a los integrantes más apropiados para enriquecer la cultura organizacional de Amarilo. Por ello, el proceso es riguroso y profundo, dando el tiempo suficiente para encontrar candidatos con las mejores capacidades, que además muestren potencial de crecimiento en la compañía –de la mano con su visión de estabilidad y sus metas a largo plazo– y compartan los valores corporativos. Conseguir eso solo se logra a través de estándares de selección con visión integral.

Colaboradores de Amarilo

Acompañamiento desde el primer momento

Todos los momentos en Amarilo deben ser un reflejo del seguimiento cercano que brinda la compañía. Por eso, la inducción de los nuevos integrantes del equipo es un proceso cálido y amable. Amarilo acompaña a los colaboradores para que conozcan el negocio desde adentro, facilitando la interacción con sus compañeros y ayudando a optimizar su adaptación. A través de un estilo amigable y cercano, se logra un estimulo para trabajar con pasión y sentido de responsabilidad.

Periódicamente, se realiza seguimiento con el jefe y el colaborador para validar cómo ha sido el proceso de ajuste al nuevo cargo y a la organización. Así, la compañía garantiza que pueda aprender los procesos internos, lograr acoplarse a ellos y conocer cada vez mejor su rol.

AMARILO ES LA EMPRESA # 1 DEL SECTOR CONSTRUCCIÓN EN EL ATRAER Y RETENER COLABORADORES, SEGÚN EL RANKING MERCO TALENTO 2020.

Acompañamiento constante

Refuerzo de las habilidades para el crecimiento

No basta con obtener el mejor talento; Amarilo también promueve el progreso personal y profesional y el desarrollo constante al interior de la organización. Por eso, la compañía brinda a su equipo de colaboradores herramientas y programas valiosos para fortalecer sus habilidades, especializarse y adquirir nuevos conocimientos y competencias.

Aquí también se vuelve determinante el acompañamiento frecuente. A través de la retroalimentación efectiva entre jefe y colaborador, se identifican acciones y se crean planes de desarrollo especiales para aquellas personas que demuestran un potencial de crecimiento prometedor, con el fin de prepararlos para asumir posiciones más retadoras.

Bienestar físico y mental

Amarilo promueve un entorno de trabajo inclusivo, seguro y armónico, que genera un estímulo e inspira a los colaboradores para asumir sus funciones con pasión y compromiso. Pero ¿cómo garantizar que esto se mantenga en desarrollo constante? A través de la evaluación y monitoreo periódico del clima organizacional, a partir del cual se definen planes de acción que impacten positivamente a todos los niveles.

Así mismo, en aras de mantener el equilibrio emocional y llevar un estilo de vida saludable, se generan espacios para que los colaboradores participen en actividades deportivas, de nutrición y de salud, así como de integración con los compañeros de trabajo.

Formación de líderes integrales

El estilo de liderazgo en Amarilo es de puertas abiertas, humano, cercano y participativo. Juega un papel determinante en la cultura de la compañía, ya que son los líderes quienes imprimen la esencia de los valores corporativos en sus equipos. Por ello, la empresa busca líderes que gestionen el desarrollo individual de sus colaboradores y la consolidación de equipos de alto desempeño. Con miras a fortalecer estas habilidades, se implementan diferentes programas de formación en liderazgo, algunos de ellos realizados en alianza con la Fundación de Liderazgo Origen.

Retribución salarial justa y competitiva

Finalmente, y como parte de las prioridades de Amarilo en cuanto al cuidado y retención del talento, la compañía se asegura que todo su equipo reciba un salario justo, acorde con su grado de responsabilidad. Una remuneración adecuada, competitiva con relación al mercado, así como un trato cálido, respetuoso y equitativo, son factores que contribuyen a que el equipo se sienta motivado y orgulloso de pertenecer a la compañía.

Cinco son las características esenciales en el equipo de colaboradores de Amarilo:

  1. PASIÓN POR SU TRABAJO
  2. LIDERAZGO
  3. HABILIDADES DE APRENDIZAJE
  4. RESPONSABILIDAD
  5. ADAPTACIÓN AL CAMBIO