Pros y contras de comprar o arrendar vivienda

Tener un hogar es una necesidad vital. Por eso, para tomar una decisión acertada, es básico conocer cuáles son las principales ventajas y desventajas tanto de comprar como de arrendar vivienda.

Desde el momento que se decide emprender una vida independiente, cada persona o pareja debe resolver dónde vivir. Eso conduce a preguntarse cuál de las opciones, comprar o arrendar, es la que mejor se adapta al presupuesto, necesidades y proyecciones de cada quien.

Comprar

  • Ventajas
    • Comprar una casa o apartamento permite iniciar la construcción de un patrimonio y eso es algo muy valioso”, explica Ignacio Samper, gerente de la inmobiliaria Ignacio Samper y Compañía.
    • “Comprar vivienda le brinda seguridad habitacional al grupo familiar. No se puede calcular en dinero, pero, sin duda, es de una importancia vital”, afirma Nicolás Delfino, director comercial de Pads Inmobiliaria.
    • Hoy, tanto las entidades financieras como el Estado ofrecen diversas opciones de financiación y subsidios para comprar vivienda en cualquier estrato. Si una persona cuenta con ahorros y un salario que le permita pagar las cuotas, esas facilidades son una ventaja.
    • “Al verse en la obligación de pagar cuotas mensuales para adquirir su hogar, las personas se vuelven más organizadas y responsables con el dinero. Limitan los gastos innecesarios e invierten en lo fundamental”, argumenta Ignacio Samper.
    • “Al comprar, se puede vender o hipotecar la casa en el momento que se considere necesario y beneficiarse de la valorización que año a año logre la propiedad”, explica Nicolás Delfino.
    • “Cuando somos dueños de nuestro hogar podemos remodelarlo y adaptarlo según nuestros gustos y necesidades”, destaca el director comercial de Pads Inmobiliaria.
    • La vivienda propia se puede usar como vehículo de inversión: el arriendo es un instrumento que genera una renta y permite estar en contacto permanente con el activo.
¿Comprar o arrendar vivienda? Los pros y los contras de cada escenario
  • Desventajas
    • Al comprar se debe ser consciente de que, además del pago de las cuotas, hay que cumplir con responsabilidades tributarias. Entre ellas, el pago de impuestos como el predial, el de renta (si el monto de la vivienda así lo exige) y el de valorización.
    • Si el consejo de administración del edificio o conjunto residencial aprueba una cuota extraordinaria, los propietarios de las viviendas están obligados a pagarla.
    • Si el propietario se atrasa con los pagos del crédito que adquirió para comprar la vivienda, corre el riesgo de perderla.
    • Para comprar vivienda es necesario contar con suficientes ahorros para pagar la cuota inicial.

Arrendar

  • Ventajas
    • “Para arrendar una vivienda no es necesario contar con grandes ahorros. Eso permite acceder a un inmueble con relativa facilidad, siempre y cuando se cumpla con las condiciones de garantía que solicite el propietario”, explica Nicolás Delfino, director comercial de Pads Inmobiliaria.
    • “Los arrendamientos de vivienda están regulados por la Ley 820 de 2003, que establece que el canon se ajusta según el IPC (Índice de precios al consumidor) del año inmediatamente anterior. Por ejemplo, el aumento aprobado para 2019 es del 3,18 %. Eso beneficia a los arrendatarios”, explica Ignacio Samper, gerente de la inmobiliaria Ignacio Samper y Compañía.
    • Al arrendar, los impuestos y las cuotas extraordinarias de la administración los asume el propietario. Lo mismo ocurre con los gastos de mantenimiento, que suelen ser mayores en inmuebles antiguos.
    • “Al comparar el valor del canon de arriendo con el de la cuota de un crédito, generalmente es menor el monto del primero”, dice Nicolás Delfino
    • Arrendar es una opción acertada cuando la persona planea quedarse poco tiempo o un periodo determinado en un sector o ciudad.
¿Comprar o arrendar vivienda? Los pros y los contras de cada escenario
  • Desventajas
    • La renovación del contrato de arriendo depende del propietario.
    • El arrendatario debe pagar una penalización en caso de irse de la vivienda antes de que termine el contrato.
    • Si el arrendatario quiere hacerle alguna reforma al inmueble, debe pedirle autorización al propietario y asumir el costo. 
    • Arrendar no representa una inversión ni implica la construcción de patrimonio.

    Déjenos su comentario

    1