Dos grandes proyectos de vivienda de Amarilo en la Sabana de Bogotá, Huertas y Senderos de Cajicá, han contribuido significativamente al progreso de este municipio de Cundinamarca, así como a mejorar la calidad de vida y autoestima de sus habitantes.

En ocasiones, los grandes desarrollos urbanísticos en pequeños municipios han sido objeto de críticas por parte de quienes consideran que introducen un concepto de ciudad en zonas suburbanas y, por lo tanto, pueden producir un cambio negativo en sus patrones culturales. Sin embargo, el arquitecto Rafael Obregón, experto en urbanismo, reconoce que, aunque en algunos casos lo anterior puede ser cierto, en otros, como los de Huertas y Senderos de Cajicá, en Cundinamarca, los hechos se han encargado de demostrar lo contrario.

De acuerdo con Obregón, cuando el urbanismo y la arquitectura con los que se conciben este tipo de proyectos son óptimos, le hacen un gran aporte al municipio y, sobre todo, mejoran el estilo y la calidad de vida de sus residentes. Aquí les contamos cómo Huertas y Senderos de Cajicá han contribuido a que esos objetivos se cumplan:

 

  • Huertas de Cajicá es un desarrollo estrato 4 y Senderos de Cajicá es VIS (Vivienda de Interés Social). Contrario a lo que muchos creen, esta mezcla de estratos, separados por una calle, ha contribuido a que se produzca una rápida y significativa valorización de los inmuebles.

 

  • El desarrollo de estos proyectos hizo posible la construcción de la alameda que redireccionó el crecimiento del casco urbano del municipio, al tiempo que lo conectó de manera acertada con la variante que conduce a Zipaquirá, la estación del tren y la plaza del pueblo. Asimismo, la alameda ha resultado vital para los residentes porque es la zona por la que salen a caminar en familia o con sus mascotas.

 

  • Huertas y Senderos de Cajicá impulsaron la construcción del imponente Centro Cultural y de Convenciones del municipio, una obra de magnífica calidad arquitectónica que no tiene nada que envidiarle a la de cualquier gran ciudad. La institución ha fomentado fuertemente la formación musical y artística, principalmente, de niños y jóvenes; gracias a ella, muchos han tenido la oportunidad de participar en importantes conciertos y concursos de música clásica en el exterior. Además, el Centro ofrece cursos y talleres de diversas áreas para toda la población, a precios muy económicos.

 

  • La existencia de ambos desarrollos propició la consolidación de lo que se conoce como un centro de conveniencia, donde los habitantes encuentran los servicios esenciales para su confort, al tiempo que impulsa la consolidación de comunidad y ayuda a fortalecer el sentido de pertenencia. En este caso, se articula en torno al supermercado Olímpica, en un espacio similar a una plazoleta donde ya hay gimnasio, peluquería, papelería, un sitio para mascotas y otros locales que le permiten a los habitantes resolver sus necesidades básicas.

 

  • Huertas y Senderos de Cajicá también son un ejemplo de la manera como este tipo de desarrollos contribuyen a transformar positivamente la comunidad vecina, que en  este caso era de origen informal, con calles angostas, escasez de parques y zonas verdes y falta de planeación. Ahora, los barrios y predios cercanos han remodelado sus fachadas, así, dichos sectores aledaños han mejorado en beneficio de la colectividad y, probablemente, de la economía de sus residentes. Además, esto ha aumentado y fortalecido el autoestima del municipio.

 

  • Gracias a estos desarrollos se ha fortalecido la economía de Cajicá porque le han generado mayores ingresos por concepto de impuestos prediales de más alta facturación que, al redistribuirlos, aportan a la equidad del municipio. Con esto, además, ha llegado un mejor comercio, así como mejores servicios médicos, de hotelería y centros educacionales. 

 

Déjanos tus comentarios