En Amarilo trabajamos con el objetivo de entregar bienestar y equilibrio a los residentes y visitantes de los proyectos que realizamos. Nuestra gran apuesta es la transformación de ciudades a través de un urbanismo organizado y con un ecosistema integral, donde los habitantes de los proyectos tengan lo necesario para vivir en su alrededor cercano. De ahí nació nuestro modelo de desarrollo urbano “Ciudad dentro de la Ciudad”, un concepto con el que pretendemos crear espacios en los que, además de viviendas, sus residentes gocen de zonas de espacio público, comercio, parques, vías, centros educativos y de salud, estaciones de policía, zonas verdes, senderos ecológicos ciclorutas, entre otros. La idea es que las comunidades tengan acceso a todos los servicios en su entorno cercano.

Estos proyectos se planean para que tengan un desarrollo a corto, mediano y largo plazo. Por eso, tras la entrega de las viviendas, es usual que la comunidad sea testigo de la construcción de los equipamientos que ayudarán a mejorar sus condiciones de vida. La apuesta de Amarillo no es simplemente construir hogares, sino promover comunidades sostenibles en las que se generen opciones de empleo y dinamice la economía local.

En 2021, Amarilo dio pasos importantes para consolidar el modelo de Ciudad dentro de la Ciudad en tres de los diez proyectos que adelanta en el país. En Barranquilla, Cartagena y Villavicencio,  hizo entrega de un centro comercial como parte de su compromiso por ofrecer toda clase de servicios, entretenimiento, diversión, cultura y tecnología en un mismo entorno seguro y sostenible. Los proyectos beneficiados fueron Alameda del Río, Parque Heredia y Hacienda Rosablanca, que gracias a la llegada del comercio,  ven una posibilidad de reactivar la economía regional.

El centro comercial Jardín del Río, que está ubicado en el complejo habitacional Alameda del Río en Barranquilla, tuvo una inversión de más de $18.000 millones. Es el primer centro comercial de la zona y beneficia a cerca de 66 mil residentes que hoy habitan en uno de los desarrollos urbanísticos más importantes de la capital del Atlántico. Durante la construcción de Jardín del Río se generaron 320 empleos y tras un año y medio de construcción hoy cuenta con 76 locales comerciales –entre los que resalta el supermercado Olímpica, que fue un aliado estratégico del proyecto–, 7 islas, 5 cajeros, zona de comidas, 58 parqueaderos para visitantes y 15 parqueaderos para motocicletas y bicicletas. Su inauguración fue el pasado 21 de julio.

Centro Comercial Jardín del Río Amarilo

Amarilo también construyó en medio de la pandemia el centro comercial Rosablanca en Villavicencio, bajo el propósito dinamizar la economía y aportar al desarrollo de la capital del meta. Esta obra se entregó el pasado 28 de julio y tuvo una inversión de $13.000 millones, generó cerca de 280 empleos y contó con un novedoso diseño que permite tener una iluminación natural, lo que generará una optimización y ahorro en el consumo de energía eléctrica. Asimismo, como valor agregado tiene que combina el urbanismo sostenible con la naturaleza, pues desde sus instilaciones se puede contemplar la reserva ecológica Parque de los Micos.  Más del 38.850 residentes del megaproyecto Rosablanca se verán beneficiados al contar cerca de 5.000 metros cuadrados destinados para la diversión y en los que se encontrarán 64 locales comerciales, 3 Islas, 4 cajeros, zona de comidas, 80 parqueaderos para visitantes y 90 parqueaderos para motos y bicicletas.

Centro Comercial Rosablanca

El tercer centro comercial que entregó este año Amarilo fue Parque Heredia, el cual está ubicado en Cartagena y tuvo una inversión de $15.000 millones. La obra se realizó en un área de 20 hectáreas del proyecto urbanístico Parque Heredia que está reservada para actividades recreativas, educativas, comerciales, de salud y de seguridad. Durante su construcción se generaron cerca de 280 empleos y el centro comercial beneficiará a más 25 mil personas que ahí viven y a más 130.000 cartageneros actuales que hacen parte del “triángulo social”, quienes podrán encontrar allí artículos de primera necesidad , servicios complementarios y diversión.

Centro Comercial Parque Heredia

Con la entrega de estos centros comerciales Amarilo reafirma su compromiso con la transformación de territorios y muestra su apuesta por dinamizar la economía de las regiones. Además de entregar bienestar, cercanía y múltiples opciones para que los habitantes de Alameda del Rio, Parque Heredia y Hacienda Rosablanca encuentren todo lo que necesitan a pocas cuadras de sus casas, su compromiso es garantizar el acceso a una vivienda digna que cuente con todos los servicios necesarios para vivir.