03 de septiembre de 2019

¿Ya compraste casa? Ahora, ¡a amoblar!


¿Te gustó el artículo?

Si te gustó dale me gusta

0 me gusta

En casa

Para amoblar tu nueva casa es básico definir tus gustos, conocer las tendencias, organizar el presupuesto disponible y renovar los muebles de segunda que conserves en buen estado. Ten en cuenta estas sugerencias.

Se aproxima la entrega de tu nuevo hogar, pero ¿ya sabes cómo lo vas a amoblar? Es normal sentirnos un poco abrumados por la responsabilidad que implica elegir los muebles que le darán un sello propio a nuestra casa. Además, es probable que, después de haber invertido una buena suma en la vivienda, nos preocupe el presupuesto para adquirir los muebles.

amoblar tu casa

Lo cierto es que amoblar es una tarea que puede ser mucho más sencilla de lo que imaginamos. Según Adriana Felfle, diseñadora del Centro de Diseño de Amarilo, para que el proceso sea exitoso, antes de salir de compras, debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Definir nuestro estilo y los colores base o la paleta de color. Esto es clave para emprender la búsqueda del mobiliario con ideas claras, pues en el mercado hay variedad de estilos (minimalista, boho, retro, industrial, ecléctico, clásico, entre otros). Además, nos evita comprar objetos que no van a combinar con el resto de la decoración. En caso de que no estemos actualizados en tendencias, lo mejor es consultar revistas especializadas y visitar portales o cuentas dedicadas a decoración y diseño de interiores para definir qué nos gusta. 
  2. Establecer el presupuesto. Es la única manera de saber cuánto podemos gastar. Debemos definir los montos que estamos en capacidad de invertir en electrodomésticos grandes (nevera, lavadora, secadora, televisores), electrodomésticos pequeños, muebles básicos (cama, colchones, sofás, comedor), muebles secundarios (sillas de apoyo, mesas auxiliares, consolas) y decoración (floreros, lámparas, arte…).
  3. Tener claras las medidas de los espacios. Así acertaremos a la hora de comprar los muebles y evitaremos lamentarnos, por ejemplo, porque la cama resultó ser demasiado grande para la habitación o el sofá, muy pequeño para la sala. 

 

 

amoblando su hogar

Amoblar: consejos de una experta para definir tu estilo

Adriana Felfle, diseñadora del Centro de Diseño de Amarilo, explica que “dependiendo de tus gustos y tu personalidad, hay muchas opciones y estilos para decorar”. La experta aconseja: 

  • Si eres una persona conservadora, el clásico y clásico moderno te sientan de maravilla, ya que son estilos atemporales y de buen gusto. En esta tendencia se usa el dorado en justas proporciones, así como colores suaves y pastel.
  • Si seguimos en la línea conservadora, el vintage o retro es una buena opción. Aquí manejamos objetos recuperados de la abuela, bastante madera y colores vivos.
  • Si eres una persona tranquila y no te gustan los espacios cargados, puedes optar por el estilo minimalista o el nórdico. Sus claves son los colores claros o tenues y la combinación de colores básicos (blanco, beige) con madera y pocos adornos. 
  • Si eres joven o te gusta atreverte con propuestas más arriesgadas, puedes tomar la ruta del estilo industrial, que se caracteriza por el uso de muebles metálicos combinados con madera, ladrillo a la vista y concreto pulido.
  • Si eres bohemio o relajado, te puedes inclinar por el estilo boho, en el que priman los colores tropicales, muchos textiles y materiales naturales como fibras y madera rústica.

Recuerda. Sin importar el estilo que elijas, siempre busca imprimirle al hogar tu marca o sello personal. Lo ideal es que tu casa no se vea igual a una sala de exhibición. Incluye fotografías lindas de viajes, de tu familia y amigos; esa mesita o silla heredada que ha pasado de generación en generación, cuelga arte en las paredes o decora con recuerdos especiales.

Consejos para amoblar con un presupuesto ajustado

  1. Compra los muebles grandes como la mesa de comedor, los sofás o las camas en tiendas económicas y de calidad. Después, puedes darle al ambiente un look más costoso con los accesorios.
  2. Debes estar pendiente de los descuentos de temporada. Por lo general, podemos ahorrarnos una cantidad considerable si tenemos paciencia y esperamos las ofertas.
  3. Usa muebles de segunda mano o heredados. Puedes darles una segunda oportunidad al retapizarlos con textiles contemporáneos o pintarlos. Se verán como nuevos.
  4. Intercambia muebles con tus familiares o amigos más cercanos. Seguramente, podrás darles un mejor uso que sus dueños anteriores.

Un consejo para amoblar viviendas pequeñas

Para apartamentos con áreas reducidas, un buen recurso es buscar muebles multifuncionales. Por ejemplo, una barra que sirva como comedor auxiliar o principal, mesas extensibles de comedor o escritorio, cómodas con cajones esquineros, bibliotecas o consolas que se puedan usar como división para crear dos ambientes (sala y comedor, sala y estudio) y sofás cama.

Articulos relacionados