Opciones para invertir en el mercado de valores

Definir cuál es el perfil de riesgo de una persona es básico para decidir dónde le conviene invertir en el mercado de valores. Para eso es clave contar la asesoría de un experto de una firma reconocida.

Cuando se tiene un capital al que se le quiere sacar provecho es importante buscar ayuda especializada para saber dónde y cómo invertirlo. Si ese dinero se maneja de una manera inteligente y responsable, será un buen respaldo a corto, mediano o largo plazo.

Opciones para invertir en el mercado de valores

Lo más acertado es acudir a una firma o entidad dedicada al mercado de valores, donde al inversionista le asignen un experto que lo guíe con base en sus necesidades y objetivos. Según María Andrea Botero, asesora en inversión, quien fue directora de banca privada de la compañía Corredores Asociados durante 13 años, para escoger dicha empresa es indispensable asegurarse de que cumpla con las siguientes características:

  • Que cuente con el aval de una gran corporación.
  • Que tenga una historia sólida en el mercado.
  • Que esté regulada por la superintendencia financiera.
  • Que haga promesas realistas. Siempre hay que tener presente que, como dice el adagio popular, “de eso tan bueno no dan tanto”. “Si le ofrecen una oportunidad súper segura, a muy corto plazo y que renta a una tasa que no le ofrecen en ningún otro sitio, por favor, dude”, enfatiza Botero.

El perfil de riesgo de un inversionista

Lo primero que hará el asesor asignado es definir el perfil de riesgo, es decir, determinar qué nivel de riesgo está dispuesto a correr con su dinero el futuro inversionista.

Opciones para invertir en el mercado de valores

Para eso, las firmas comisionistas suelen disponer de encuestas de perfilamiento, que evalúan aspectos básicos de la persona. Entre ellas, la edad, cuáles son las expectativas que tiene con su capital, cuáles son sus necesidades de liquidez, a qué plazo prefiere o necesita invertir y cuánto puede tolerar las pérdidas que impliquen sus inversiones.

Con base en lo anterior, existen tres perfiles de riesgo:

  • Prefiere las inversiones seguras, aunque no le representen grandes ganancias, generalmente a corto o mediano plazo.
  • Está dispuesto a asumir un pequeño margen de riesgo para apostarle a ganar un poco más en inversiones a mediano plazo.
  • Es audaz y está dispuesto a asumir grandes riesgos en busca de ganancias considerables. Entre más largo sea el plazo de los títulos, el riesgo será mayor.

Inversiones de renta fija

“Las inversiones de renta fija tienen baja volatilidad y si bien no hacen que la persona aumente su capital considerablemente, le garantizan que va a recibir algo y eso le permitirá dormir tranquila. Al vencimiento son totalmente seguras, pase lo que pase en el mercado le pagarán la tasa que se haya pactado”, explica la asesora en inversión María Andrea Botero.

Por lo anterior, las de renta fija son las más apropiadas para el perfil conservador, que suele invertir entre el 80 % y el 90 % de su capital en ellas. A su vez, el perfil moderado también les apuesta a estas, aproximadamente entre un 60 % y un 70 %, mientras que el agresivo lo hace en un 50 %.

Las principales opciones de inversión en renta fija son:

  • Los Certificados de Depósito a Término, que otorgan las entidades financieras, son uno de los títulos valor más tradicionales y conocidos. Los hay a 60, 90, 180 y 360 días, y el dinero no se puede retirar hasta que se cumpla el plazo. “Los bancos tienen una calificación y entre más alta sea más baja será la tasa porque eso garantiza mayor seguridad. Si hay un poco más de riesgo se obtienen tasas más altas”, explica Botero.
  • Los Títulos de Deuda Pública Doméstica los emite el gobierno y los administra el Banco de la República. “Son riesgo Nación, lo que los hace muy seguros y por lo general su tasa está por debajo de las de los CDT y otros papeles”, dice la analista.
  • Son títulos que emiten compañías inscritas en el mercado de capitales o empresas del sector real y representan una deuda que estas adquieren con personas naturales o jurídicas a las que les reconocen unos intereses, generalmente trimestrales.
  • Fondos de inversión colectiva. Un grupo de personas naturales o empresas le entrega un capital a una fiduciaria o a una sociedad comisionista de bolsa que lo administra e invierte en otros activos para generar rentabilidad. Los fondos deben tener capacidad para afrontar las necesidades de liquidez de los clientes.

Inversiones de renta variable

Son aquellas en las que se desconoce el monto final de las ganancias. Así, pueden resultar muy rentables o convertirse en pérdidas, según los movimientos del mercado. El ejemplo más claro de este tipo de inversiones son las acciones, títulos valor que se negocian en la Bolsa.

Opciones para invertir en el mercado de valores

El inversionista adquiere las acciones a un precio y cuando decide venderlas se las compran a lo que le den en el mercado. Es más arriesgado y por eso exige contar con una asesoría experta y profesional. Se debe evitar invertir en acciones muy especulativas y optar por las de empresas sólidas, con buen gobierno corporativo y óptimo respaldo.

Más vale diversificar

Con base en su experiencia en el sector, María Andrea Botero aconseja que lo ideal es buscar la diversificación. “No se deben poner todos los huevos en la misma canasta, es necesario asesorarse según su horizonte de inversión para crear un portafolio diversificado con activos que suban cuando otros tiendan a bajar. También hay que estar pendientes del dólar y, si es posible, invertir un poco fuera del país”.

Opciones para invertir en el mercado de valores

Déjenos su comentario