En Amarilo trabajamos con un compromiso que trasciende las barreras de la construcción, más allá de diseñar y entregar viviendas, centros comerciales y oficinas, trabajamos por dejar una huella en los lugares donde hacemos presencia, aportando al desarrollo organizado de las ciudades. Por eso, bajo la premisa “confiando crecemos juntos”, invitamos a todas nuestras audiencias a trabajar de la mano, unir esfuerzos y alcanzar un objetivo en común: mejorar la calidad de vida de las familias.

Durante años hemos entendido que el posicionarnos como una compañía que construye sueños e impulsa el desarrollo del país, se logra a partir de la confianza depositada por todos nuestros colaboradores, clientes y proveedores en Amarilo. Entendimos que existe un llamado para asumir la responsabilidad de transformar positivamente a Colombia, apoyándonos unos a otros sin importar el campo de acción y bajo la premisa de que todos crecemos si trabajamos de forma colectiva y unidos por el mismo objetivo: hacer país

Hoy invitamos a todos a unirnos y empezar a generar espacios en los que nos escuchemos unos a otros con genuina curiosidad. Darle voz a todas las personas es una necesidad que tenemos como país para construir desde la confianza, porque es la mejor forma de entender que todos somos aliados y que nuestras visiones de crecimiento y desarrollo son compatibles y complementarias. En Amarilo hemos enfocado nuestro trabajo multidisciplinar en cinco apuestas que buscan impactar positivamente a todos los sectores de la sociedad, siendo esta nuestra forma de retribuir el voto de confianza que nos han depositado a lo largo de tres décadas, que se traduce en el gran reconocimiento que hoy tiene Amarilo:

  • EXCELENCIA Y TRAYECTORÍA, han sido claves para generar alianzas y construir así relaciones de confianza con el gobierno central, gobiernos locales, autoridades y el sector para la transformación positiva de entornos. En más de dos décadas, Amarilo ha logrado tener presencia en 17 ciudades del país con soluciones VIP, VIS y no VIS y una destacada oferta comercial, con el único objetivo de reducir el déficit habitacional de los colombianos y dar la oportunidad de acceder a una vivienda digna. Hasta la fecha hemos ayudado a más de 100.000 familias a acceder a una vivienda propia y buscamos seguir impulsando el desarrollo a partir de la construcción de espacios por y para la gente.
  • TRANSFORMACIÓN DE CIUDADES, para generar un alto impacto en el país, siendo ésta la filosofía que llevamos en nuestro ADN para dejar un legado en Colombia: promover un urbanismo organizado y con un ecosistema integral, donde los habitantes de los proyectos tengan lo necesario cerca de su vivienda. Esto se ve reflejado en un modelo de desarrollo urbano “Ciudad dentro de la Ciudad”, un concepto con el que se busca crear espacios organizados en los que, además de viviendas, sus residentes gocen zonas de espacio público, comercio, parques, vías, centros educativos y de salud, estaciones de policía, zonas verdes, senderos ecológicos ciclorrutas, entre otros.
  • ACOMPAÑAMIENTO A LAS COMUNIDADES, impactando en una transformación real al trascender de su rol como constructora, para generar un compromiso social en el que Amarilo se convierta en un agente de cambio. Es así como hace 18 años la empresa creó el Programa de Acompañamiento Social (PAS) como una herramienta para aportar a la construcción de comunidades más amables y solidarias, donde el respeto por el otro y la cultura ciudadana son ejes transversales.
Acompañamiento a las comunidades

 

  • LIDERAZGO COLECTIVO es una apuesta que sigue vigente y que hoy se fortalece con la alianza con la Fundación Origen. Ambas empresas buscan fortalecer su capacidad de impacto y dar nuevas herramientas a las comunidades para ejercer un liderazgo público que permita recuperar la confianza entre los diversos sectores de la sociedad. Juntos buscamos crear espacios de confianza entre la sociedad, lo público y lo privado, para poder llegar a consensos de la visión que queremos como país. Pero entendimos que como todo empieza por casa, debemos iniciar por promover al interior de Amarilo este tipo de espacios, para crear un entorno más diverso e incluyente. Debemos brindar condiciones laborales estables y saludables para nuestros colaboradores y así contribuir de manera directa a su desarrollo integral, para que sus acciones también tengan impacto al exterior de la constructora.
  • DESARROLLO SOSTENIBLE INTEGRAL, un paso fundamental para incentivar un equilibrio entre lo ambiental, lo social y lo económico del país. Bajo el compromiso de trascender el imaginario general del papel de una constructora, Amarilo trabaja de forma armónica para proteger y hacer buen uso de los recursos naturales y construir comunidades sostenibles. En la compañía entendimos que el medio ambiente es un valor agregado y no un problema, por lo que diseñamos robustos planes de compensación ambiental y promovemos cadenas productivas en la se optimice el uso de materiales de construcción. Asimismo, trabajamos en la creación de iniciativas que permitan el crecimiento de la economía en las regiones, apoyando a los proveedores locales y generando empleos, porque es la forma que en la que entendemos que todos podemos crecer juntos.

 

Déjanos tus comentarios