Una huerta en casa

Tener su propio huerto en el hogar es más simple de lo que parece. Solo se requiere de paciencia, conocimiento, dedicación y un poco de imaginación para que, además, sea parte de la decoración.

Si es de las personas que tiene la mano verde y desea lanzarse a hacer un mini huerto en su cocina, ¡no lo dude más! Hacerlo no es tan difícil como parece, puesto que hay varias plantas que son de fácil cuidado como las aromáticas y algunas hortalizas. Es cierto que no podrá tener todo el abanico de sabores, pero sí tendrá a disposición las que más le gustan. Para lograrlo, siga estas recomendaciones que le da Amarilo:

Paciencia

Si ya tiene matas en su apartamento, sabrá que, si bien no es una tarea complicada, requiere de tiempo y paciencia. Es posible que sus primeros intentos fallen y no logre tener un huerto fornido y grande al comienzo, pero no desfallezca. Comience con un par de plantas y vaya agrandando su cosecha. Tenga un plan, así una vez logre un cultivo exitoso, sabrá cuál es el paso a seguir para agrandarlo.

SI QUIERE RESULTADOS RÁPIDOS, COMPRE BROTES O PLÁNTULAS Y EVITE SEMBRAR SEMILLAS. EL CICLO DE VIDA ES MUCHO MÁS LARGO.

Conocimiento

Así como un cactus tiene un cuidado diferente al de un helecho, ocurre lo mismo con las hierbas o plantas que quiera tener en su huerto: algunas requieren de mucho sol, otras de sombra. Algunas necesitan más espacio en las materas y que les rieguen las hojas, mientras que otras necesitan la tierra constantemente húmeda, por mencionar algunas diferencias. La mejor recomendación es buscar información específica de cada planta, para asegurar que su huerto sea un éxito. Las aromáticas (romero, orégano, menta, cilantro, perejil, etc.) son de fácil cuidado y pueden ser perfectas para empezar.

Dedicación

Para tener un huerto en casa no basta con plantar y regar una vez a la semana. Esto requiere de dedicación, de cuidar la mata a lo largo de su ciclo de vida, asegurar que tenga todos los nutrientes y agua para que crezca sana y grande, así como reconocer cuáles son sus enemigos y amigos. En efecto, deberá aprender a identificar qué insectos u hongos pueden hacerle daño a su proyecto verde y actuar de manera inmediata para evitar deterioros irreversibles. La buena noticia es que no sufrirá con las babosas y caracoles, pues tendrá su cultivo en un lugar controlado. Sin embargo, los pulgones son una de las plagas principales y más dañinas: se propagan con facilidad y se nutren de la savia de las plantas. En cambio, sus amigos naturales son las mariquitas, así como algunas arañas y las abejas.

SI LOGRA TENER UN HUERTO SALUDABLE QUE PERDURE EN EL TIEMPO, VERÁ QUE, ADEMÁS DE COMER SANO, ESTARÁ HACIENDO UN GRAN AHORRO.

Imaginación

El espacio disponible definirá el tamaño de su huerta y su ubicación en la cocina o sala, pero tenga en cuenta que ésta será parta de la decoración. Analice cuál es el mejor sitio para poner su cultivo, teniendo en cuenta ciertas pautas para que las plantas crezcan sanas.

¡No se conforme con una simple matera de cerámica! Existen de muchos tipos y formas. Si cuenta con un muro amplio, puede realizar su huerta en una estiba o colgar un par de macetas del mismo. De tener poco espacio, pregúntele a su proveedor de brotes qué plantas se pueden mezclar y haga su huerta en un solo recipiente con mucha variedad. También puede optar por varias materas pequeñas dispuestas sobre una repisa o, incluso, colgadas del techo.

Déjenos su comentario