10 ríos urbanos

Existen alrededor del mundo muchísimo ríos que le proveen agua, un espacio de recreación y deporte, y hasta energía a las ciudades que se construyeron a su alrededor. Estos arroyos son tan importantes para el desarrollo de dichas urbes y sus habitantes que, en esta ocasión, destacamos 10 de ellos, ya sea por su historia, por su aporte a la región o por su estado actual.

01 Río Bogotá | Colombia

Desde hace ya varios años, la lucha por recuperar el río Bogotá ha sido incansable. Al día de hoy, mucho se ha hecho por tener un cauce fluvial que desprenda belleza y vitalidad. Desde su nacimiento en el páramo de Guacheneque, hasta su desembocadura en el Magdalena, el río recorre en total 380 kilómetros y tiene influencia sobre unas 12 millones de personas. Según cifras entregadas por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) se han retirado ya más de 8 millones de metros cúbicos de sedimentos y basura del río, así como se sembraron cerca de 120 mil árboles en su gran mayoría de especies nativas sobre la ronda, con el fin de recuperar su biodiversidad. Por otro lado, en su cuenca se produce el 32% del Producto Interno Bruto Nacional y la CAR adquirió más de 6 millones de metros cuadrados de terreno para prevenir desbordamientos a futuro. Es más, desde 2012, se han construido, ampliado y renovado 31 plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR). Por lo tanto, se espera que de aquí a ocho años los bogotanos podremos disfrutar 100% del torrente e incluso bañarnos en él, según exclamó el Alcalde Enrique Peñalosa en su cuenta de Twitter. Sin embargo, su completa recuperación dependerá de cada uno de nosotros, gracias al uso eficiente y ahorro del agua.

02 El Sena | París

El río francés, que mide en total 777 kilómetros de largo, es sobre todo conocido por atravesar la romántica ciudad parisina y es, de hecho, uno de sus principales atractivos. Históricamente, se sabe que desde la época neolítica el Sena ha sido una fuente de agua para los hombres, así como un importante medio de transporte. Poco a poco, la capital francesa se construyó alrededor del torrente, incluyéndolo en su desarrollo urbano y logrando que su riqueza se mantuviera viva. Es así que al día de hoy, la mayoría de los monumentos o sitios turísticos más representativos de París están construidos cerca del Sena. De igual modo, este río ha sido la inspiración de artistas, poetas, pintores y más. Es un símbolo de amor y creatividad. 37 puentes lo atraviesan, de los cuales 4 son peatonales.

03 Támesis | Londres

Este cauce fluvial es igual de simbólico para Londres como el Big Ben. Su largo total es de 376 kilómetros y su principal benefactor así como enemigo es la capital de Inglaterra. En efecto, este río, en 1858, sufrió de un alto grado de contaminación, pues era usado como una cloaca. Era tal la magnitud del problema que se le decía ‘The Great Stink’ (el gran hedor) y, por lo tanto, se creó en 1865 un sistema de alcantarillado que buscaba salvarlo. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos, el Támesis fue considerado como un ‘río muerto’ por el Museo de Historia Natural en 1957. Fue solo después de los años 60, cuando el país empezó a levantarse después de la guerra y construyó un mejor sistema de drenaje que, poco a poco, el torrente recuperó su vida. Es así que desde hace una década se pueden ver más de 120 especies de peces y ocasionales avistamientos de delfines, marsopas, focas e incluso un par de ballenas. No obstante, Londres está en alerta, porque su río no está fuera de peligro. Ahora lucha, como tantas otras fuentes de agua, contra el plástico. 

04 Nilo | Egipto

El Nilo es considerado como uno de los ríos más largos del mundo, pues mide 6853 kilómetros y atraviesa once países del noreste de África. Sin embargo, es relacionado sobre todo con Egipto. Al respecto, este torrente era la principal fuente de agua de la antigua civilización egipcia, así como les proveía comida, les daba facilidad de transporte e incluso un suelo adecuado para la agricultura. Es así que la mayoría de ciudades se construyeron a su alrededor, incluida El Cairo. De hecho, había un Dios del Nilo llamado Hapi, el cual era responsable de la  inundación anual, provocada por las fuertes lluvias (escasas en Egipto), lo que creaba una crecida del río, volviendo las tierras fértiles. A tal punto que si el Nilo no se elevaba lo suficiente, era sinónimo de muerte pues la gente sufría hambruna por las malas cosechas. En otras palabras, éste es históricamente tan importante para Egipto, su civilización y urbes, que se dice que sin él, el país sería un desolado desierto. 

05 Sumida | Tokio

El río de apenas unos 27 kilómetros de largo atraviesa la ciudad de Tokio, en Japón, y desde cientos de años ha sido fuente de agua, comida, transporte y diversión para los nipones. Efectivamente, se sabe que desde el periodo Edo (1603 – 1868) se celebra en el Sumida el festival de fuegos artificiales más grande del país. Asimismo, era parte íntegra de la cotidianidad de cada persona y era cuidado como tal. No obstante, con la llegada de la era moderna, el uso de carros en vez de barcos y un mal tratamiento de las aguas residuales se empezó a dañar el ecosistema del río: la gente había perdido su conexión con el torrente que antes los proveía. Fue a tal punto que, en 1961, el evento de fuegos artificiales se canceló (algo que no había pasado nunca en 200 años), lo que sacudió el corazón de los japoneses y tomaron acciones efectivas para recuperar su río. Es así que, hoy en día, es parte del atractivo turístico de la ciudad y, poco a poco, las especies de pescados y aves están regresando.

06 Han | Seúl

Como los ríos mencionados previamente, el Han, el cuarto torrente más largo de Corea del Surtambién ha sido utilizado para transporte y comercio, y en sus cuencas de unos 26 000 km² ofrece un suelo fértil, apto para una agricultura rica y variada. El río Han mide en total 514 kilómetros de largo. Al bajar de las montañas, es utilizado como generador de energía hidroeléctrica y es, además, la fuente de agua de más de 10 millones de coreanos. El Han atraviesa Seúl y es, al día de hoy, una de sus principales atracciones. En efecto, se pueden realizar diferentes tipos de actividades en él o cerca de él, como nadar, caminar por senderos ecológicos, hacer bicicleta a lo largo de la orilla, visitar los variados puentes que lo atraviesan e incluso hacer velero o tomar un barco para turistas.

07 Niagara | Ontario y NY

Lo interesante de este río es que es parte de la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Efectivamente, el Niagara, que mide 58 kilómetros de largo, separa la ciudad de Ontario de Nueva York y tiene unas cataratas reconocidas a nivel mundial no tanto por su altura (pues mide unos 55 metros), sino por la cantidad de agua por minuto que cae: unos 168 000 metros cúbicos. Por lo tanto, este cauce fluvial es un gran atractivo turístico para ambos países, pero además, provee energía, agua, diversión e incluso comida a los habitantes que viven cerca. Sin embargo, este torrente también sufre las consecuencias de la población y recibe desechos y aguas residuales en cantidades, por lo que hoy en día se encuentra en el listado “Great Lakes Areas of Concern” (áreas de preocupación de Great Lakes – una serie de lagos interconectados en el norte de América, en la frontera con Canadá –), pues ha conocido un deterioro medioambiental grave.

08 Ganges | India / Bangladesh

Este río que empieza su curso en las montañas del Himalaya, mide unos 2520 kilómetros de largo y atraviesa dos países: Bangladesh e India, aunque la mayoría de su curso es en el último. De hecho, para los hindús, el Ganges es sagrado y es un emblema espiritual representado por la diosa Ganga. Esta corriente de agua es una fuente de vida para varios ecosistemas, incluyendo aves únicas de esa región y dependientes del río, así como peces y anfibios, pero es también el hábitat de un raro tiburón de agua dulce y de delfines, ambos en peligro de extinción. Además, es usado por los humanos para sus necesidades diarias, como el baño o la pesca, y ofrece un suelo fértil para la agricultura. En su cuenca viven más de 400 millones de personas, la población más alta del mundo en una cuenca de río. Sin embargo, pese a su riqueza y aporte, es el quinto río más polucionado del mundo, lo que pone en peligro a todos los seres vivos que viven a su alrededor y, hasta el momento, los intentos de recuperarlo han fallado.

09 Río Magdalena | Barranquilla

El Magdalena es un gigantesco río navegable de más de 1520 kilómetros, desde su nacimiento en la Laguna de Magdalena, en el Páramo de las Papas(Huila) hasta su desembocadura en el Mar Caribe. Por lo tanto, su uso ha sido vital para la economía nacional desde hace cientos de años, pues permite transportar importaciones, exportaciones, pesca, entre otros. Además, a su alrededor, el suelo es fértil para la agricultura. Desde el año pasado, Barranquilla decidió darle la cara al río y su belleza construyendo un gigantesco malecón (de 270 metros), aprovechando así al máximo ese patrimonio natural. Es así que, poco a poco, los barranquilleros se apropian y conectan con este torrente, volviéndolo una atracción turística con espacios verdes, senderos peatonales, ciclorutas y más, en donde la gente puede ahora reunirse, divertirse, descansar, jugar, entrenar e inspirarse.

10 Río Brisbane | Brisbane

Durante unos 40 000 años, los aborígenes vivían al borde del río Brisbane, pues, además de ser un elemento espiritualmente importante para ellos, era su fuente de agua y comida. Sin embargo, desde su descubrimiento y colonización por parte de los ingleses, se convirtió en una importante ruta para el transporte. Es así que, con el tiempo, se creó la ciudad de Brisbane a su alrededor y durante el desarrollo urbano poco se cuidó de sus aguas. Por lo tanto, hoy en día no se recomienda bañarse en el río pues contiene contaminantes, pesticidas, bacterias y más. Sin embargo, es uno de los principales atractivos de la metrópoli y tanto los locales como los turistas disfrutan pasar tiempo en la orilla.

Déjenos su comentario