El verde manzana está de moda

El verde manzana está de moda

El verde manzana está de moda

Seleccionado como el color del año 2017, el verde manzana se vuelve tendencia en el diseño de interiores. Aquí le damos unas recomendaciones para decorar su hogar con esta tonalidad.

Si aún no lo ha usado, es el momento de aportar un poco de color a su vivienda. Basta con unos destellos de este verde, un poco amarilloso, para darle un aire nuevo a los espacios como la cocina, el cuarto o la sala. En efecto y según Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del “Pantone Color Institute”, esta divertida tonalidad es refrescante y representa el rejuvenecimiento y el renacimiento. ¿Se atreve a utilizarla? Siga estos consejos para que logre un diseño de interior estilizado y de buen gusto.

Pese a que el verde en sus diferentes matices nunca ha tenido una buena reputación al interior de los hogares, en este caso, el tono manzana se puede utilizar tanto en los muros, como en los muebles o en las decoraciones para aportarle vida y alegría al espacio.

Destacado: Se puede decir que este color va con cualquier otro, puesto que es un verde que imita la naturaleza.

No obstante, su manejo debe ser pensado y minucioso, ya que si lo usa mucho, subyugará todo lo demás y se sentirá agobiado por su viveza. En este caso la palabra clave es el balance. El balance con otras tonalidades. El balance con la selección de objetos que serán de ese color.

Habiendo dicho lo anterior, el “greenery” (por su nombre en inglés) sí puede primar en una habitación. Para lograrlo, hay que tener en cuenta que debe ir acompañado de tonos neutros como el blanco y el gris, ya que atenuarán la fortaleza del verde, sin opacarlo. Luego hay dos opciones: la primera es disponer un único mueble que sea de ese color (un sillón, la mesa de centro o una cómoda), volviéndolo el punto focal de la pieza. La segunda posibilidad es destacarlo con unos toques más sutiles, como combinar un sofá gris con unos cojines de la tonalidad verdosa. Logrará el mismo efecto al disponer lámparas o tapetes que aviven el espacio. El negro también es recomendado usarlo, pero en pequeñas dosis, puesto que su combinación hará que el pantone del año se vea más chillón.

Si busca un ambiente un poco más colorido, combínelo con azul rey, petróleo o celeste. Entre más suave o fría la tonalidad adicional, el espacio generará una sensación de tranquilidad. Entre más cálido, se logrará una mezcla vibrante, adecuada en lugares como la sala o el comedor. Esto funciona igualmente con violetas, rojizos y rosados. Si prefiere usar el naranja, café o beige, logrará un efecto rústico, muy apegado a la tierra. Si desea, en cambio, crear un ambiente elegante y chic, mezcle el “greenery” con matices de la misma tonalidad como verde esmeralda u oliva, y añada tonos dorados. En cualquier caso, al entender cómo funciona el círculo cromático***, logrará asegurar que sea cual sea la mezcla de colores que escoja, siempre se verá bien.

Finalmente, la mejor y más fácil manera de utilizar esta tonalidad en su hogar es disponiendo plantas. Úselas en el baño (si hay luz natural), en la sala y en el comedor. Sin importar el estilo que ya tenga su hogar, éstas siempre se verán bien y nunca pasarán de moda.

*** Conozca cómo funciona el círculo cromático en una infografía en nuestra revista digital Amarilo. Una aplicación disponible para tablets y smartphones. ***

 

Categoria: 

Añadir nuevo comentario