¡Decore con pintura de tablero!

Este tipo de pintura se puede utilizar en los diferentes espacios de la casa. Conozca un par de ideas y hágalo usted mismo en su hogar.

Son varias las maneras de darle un toque personal a su vivienda. Puede mover los muebles, remodelar una pieza o cambiar los colores de la misma. Pero no hay nada más original que usar la pintura de tablero o pizarra. En efecto, lo que antes era sólo utilizado en salones de colegio, ahora llega a los hogares, para darles un aire fresco. Es por eso que Amarilo le da unas ideas para utilizarla en los diferentes espacios y obtenga un look completamente propio, pues lo podrá decorar  cómo quiera y con motivos o frases únicos que puede cambiar cuándo quiera.

En los muros

Normalmente la pintura de pizarra es negra (aunque la puede conseguir de otros colores), es por eso que se recomienda aplicarla en un solo muro de la pieza, con el fin de evitar que oscurezca el espacio. Uno de los lugares más comunes en los que se usa esta pintura es la cocina, permitiendo anotar así menús o la lista de compras. Otro sitio propicio es el cuarto de los niños, dándoles un lienzo gigantesco para que expandan su creatividad.

La cocina es un lugar ideal para aplicar esta pintura. Así podrá escribir sus menús o lista de mercado.

Pero, en realidad, se puede poner en pieza de la casa. En la oficina resulta útil para anotar las tareas, en vez de tener corchos colgados o vidrios manchados de ideas. Si lo hace en la sala o el comedor, logrará un estilo único que podrá, además, cambiar acorde a sus deseos.

Al usarla en espacios como la sala, tendrá un lienzo fresco y nuevo que podrá cambiar según su estado de ánimo.

En objetos

Si aún no se atreve a pintar toda una pared, hágalo en diferentes tipos de objetos, ya que se puede aplicar sobre madera, yeso, metal, vidrio y más, aunque se recomienda revisar las instrucciones de uso, pues cada marca es diferente.

Es así que puede pintar la nevera, la mesa del comedor, los individuales e incluso los vasos y los pies de las copas de vino para escribir el nombre de los invitados. Son infinitas las maneras de usar esta pintura.

El límite es la imaginación. Úsela en objetos variados para cumplir propósitos diferentes.

¿Cómo cuidar de ella?

Para lograr un terminado profesional se recomienda preparar la superficie que va a pintar. Líjela para borrar imperfecciones y, de ser necesario, aplique un sellante que le dará un mejor acabado final. Por lo general, estas pinturas no se diluyen, así que evite hacerlo. Es normal si es espesa. Además, sea paciente. Lo más probable es que deba hacer dos a tres capas para obtener un resultado ideal.

Una vez terminado el trabajo, deje secar por lo menos una semana antes de escribir encima. Use tizas clásicas y limpie con trapos húmedos.

En la oficina esta pintura le ofrecerá la posibilidad de escribir ideas y tareas.

¡Hágalo usted mismo!

Aquí le decimos en cuatro pasos cómo pintar un muro en el cuarto de su hijo(a).

  1. Si la casa o apartamento no es suyo y no quiere pintar directamente el muro, compre una lámina de madera del tamaño que desee y fíjela al muro. Al ser este material poroso, deberá aplicarle sellante.
  2. Con una brocha o rodillo empiece a pintar la lámina. Deberá repetir este paso dos a tres veces. Pídale ayuda a su pequeño en este punto y recuerde proteger el piso y paredes para evitar mancharlos.
  3. Deje secar varios días antes de usarla y compre tizas clásicas o especiales (ciertas pinturas lo requieren).
  4. ¡Deje volar su creatividad y la de su hijo(a)! Enséñele que puede dibujar sobre este muro (y sólo en ese muro) y cómo limpiarlo para que le dure más tiempo.

¡Pinte como un profesional siguiendo los consejos que le damos en la infografía exclusiva de la app de revista Amarilo, descárguela acá!

Déjenos su comentario