Hora de incluir el techo en la decoración de interiores

¿Alguna vez ha pensado en darle un poco de vida a su techo? Esta ‘quinta pared’ poco se tiene en cuenta y está por siempre destinada a ser blanca y aburrida. Sin embargo, al incluirla en su decoración, logrará darle un toque único y audaz a su hogar.

Un solo espacio

Lo interesante de modificar o pintar el techo de una habitación es que la diferencia de las demás y, en general, le da un toque único a su hogar. Sin embargo, debe analizar muy bien cuál techo quiere cambiar y en qué espacio. Solo necesita hacerlo en un solo lugar, ya sea en el corredor, el baño, la sala o el cuarto de los niños. Si lo hace en todas las habitaciones se sentirá apeñuscado, con demasiada información para procesar. Recuerde que el éxito de todo diseño es el balance. Así que seleccione con cuidado la mejor área de la casa para tener un techo con estilo.

De uno o varios colores

Si desea añadir un poco de color a los cuartos o sala de estar, pero no quiere modificar el blanco de sus muros, considere pintar el techo con uno o varios colores que le aporten vida al espacio. Lo importante es que la tonalidad seleccionada combine con la decoración o, por lo contrario, se destaque. Por ejemplo, si tiene muebles de tonalidades neutras o de madera, puede aplicarle un tono más atrevido como un azul índigo o melocotón al techo. Dependiendo de la fuerza que tenga el color escogido, logrará un ambiente más juguetón y vivo (naranja, amarillo, rosa, etc.); o intenso e intrigante con tonalidades más profundas (ultra violet, azul petróleo, vino tinto, entre otros).

En el cuarto de los niños atrévase a poner más de una tonalidad.

De madera

La madera no es solo para los pisos, también se usa en el techo. Ésta puede ser clara (blanca o beige), café, gris u oscura. Añadirla, sobre todo si no la tiene en el suelo, hará que el ambiente se sienta acogedor y cálido. Úsela en la cocina, sala u oficina. Si tiene un techo alto, puede añadir vigas y dejar el cemento aparente entre cada una, pues el gris complementará con elegancia el aspecto natural de los tablones.

El cemento está de moda, así que no dude en desnudar su techo de pintura y dejar el gris aparente.

Con motivos y formas

Otro elemento que puede usar para decorar su techo es el papel de colgadura (aprenda a pegarlo en cinco simples pasos aquí). Con éste logrará un ambiente más alegre y divertido con motivos geográficos, arabescos, mándalas, entre otros. Opte por unos puntos ‘polka’ en el baño o en el corredor para darle profundidad. También puede poner un tono claro con algún motivo que le agrade en la entrada de la casa o jugar con las formas y colores en el cuarto de los niños. Tenga en cuenta que entre más complicado o intrincado sea el patrón seleccionado, más aire deberá dejar en las paredes, para asegurar un ambiente coherente y balanceado.

En relieve y en puntos específicos

Incluir el techo en el diseño y decoración de interiores no significa que deba modificarlo por completo. Por ejemplo, añada en la base de la lámpara de techo de la cocina un motivo en relieve que destaque el objeto. Otra manera de volver interesante un área es añadiendo un techo falso. A éste le puede dar forma de espiral, pintarlo en blanco y, en el espacio vacío o negativo, añadir luces que iluminen el techo original. Si prefiere tener algo sobrio y elegante, cree un marco más bajo con el techo falso y use una iluminación tenue, perfecto para la sala.

Use el techo falso para crear nubes en el cuarto de los niños y juegue con el color de la iluminación. Al ser suave, podrá dejar la luz prendida en las noches, para que a sus pequeños no les de miedo.

Para ver la infografía de Pegue papel colgadura, descargue la app de Revista Amarilo.

Déjenos su comentario