Consejos para tener un rincón chill en casa

Se trata de un espacio específico del hogar para relajarse y alejarse del estrés cotidiano y familiar. Es un lugar en donde puede recogerse y adentrarse en su mundo interior. Aquí un par de ideas, recomendaciones e inspiración para hacer su propio rincón ‘chill’ en su hogar.

Escoja bien el lugar

¿Tiene un espacio que no sabe cómo utilizar en la casa? ¿Debajo de las escaleras? ¿Un rincón desolado o un ventanal abandonado? Estos son los lugares perfectos para crear una zona que propicie la relajación. La terraza también se puede convertir en un espacio de recogimiento si la adecúa de manera correcta.

Tipos de muebles

Estos espacios no requieren de muchos muebles, solo un par que sean cómodos y en donde pueda descansar el cuerpo. Para lograr un ambiente zen, se recomienda optar por un mobiliario de poca estatura. Es así que puede poner una tumbona de interior, una hamaca normal o con forma de silla. Añada una alfombra mullida para que el ambiente se mantenga cálido y acogedor. Si cuenta con un rincón pequeño, puede poner uno o varios colchones que cubran la totalidad del piso y complételo con muchos, muchos cojines y unas cobijas para las frías veladas.

POR LO GENERAL, ESTOS RINCONES NO CUENTAN CON TELEVISIÓN. EL OBJETIVO ES ESCAPARSE DEL DÍA A DÍA, ASÍ QUE EVITE USAR SU TELÉFONO MÓVIL O COMPUTADOR.

Colores

Dependiendo del estilo que le quiera dar a su nuevo rincón, se determinarán los colores. Sin embargo, se recomienda optar por tonalidades suaves o pasteles, ya que le ayudarán a calmar su estado de ánimo. Por ejemplo, la combinación de verde menta con rosado claro y unos toques amarillos harán vibrar su rincón, sin que se vuelva invasivo. Si prefiere algo más neutro, los tonos como el blanco, gris y negro siempre serán un acierto. Si quiere un ambiente que lo acerque a la naturaleza, opte por muebles rústicos y colores como el beige, café y verdes. Puede incluso diferenciar su espacio de relajación del resto de la casa recubriendo un muro con textura o verdaderas piedras, madera o ladrillos.

Iluminación

La manera en que ilumina su rincón será determinante para finalizar el ambiente y darle ese toque mágico. Se recomienda usar luz tenue o ambiental, de color amarillo. Para lograrlo, cuelgue guirlandas o lámparas que propaguen la luz de manera homogénea y suave. Si su objetivo es leer en ese espacio, recuerde poner una fuente de luz fuerte para una lectura cómoda. Las velas también son un excelente aliado en estos casos. Eso sí, dispóngalas siempre en lugares seguros, como candelabros o vasos.

Plantas y libros

Como último elemento clave para su rincón ‘chill’, se recomienda poner un par de plantas pequeñas y medianas en una repisa o colgando de un muro. Esto le aporta tranquilidad al ambiente. De la misma manera, siendo este un espacio para la lectura y el recogimiento, ubique una biblioteca, mesa o repisa con algunos libros y revistas cerca, para que siempre tenga a disposición algo nuevo y diferente que leer.

Déjenos su comentario

1